16 de julio de 2024

Colombia defiende ante la CIJ su posición frente a demanda de Nicaragua

Por Agencia EFE
15 de noviembre de 2018
Por Agencia EFE
15 de noviembre de 2018
Carlos Holmes, ministro de Relaciones Exteriores. Crédito: Ministerio de Relaciones Exteriores

Bogotá.  (EFE).- El Gobierno colombiano presentó hoy ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en La Haya, una defensa dentro del litigio iniciado por Nicaragua por las supuestas violaciones de derechos soberanos y espacios marítimos en el mar Caribe.

El documento que Colombia radicó se da en cumplimiento de los plazos establecidos por la Corte luego de que esta se declarara competente para el caso y precisara que las partes deben presentar dos rondas de alegatos escritos conocidos como memoria y réplica, en el caso de Nicaragua, y contramemoria y dúplica, en lo que hace referencia a Colombia.

«En este sentido, y en cumplimiento del cronograma establecido por la Corte Internacional de Justicia, el Gobierno presentó hoy 15 de noviembre (…) la dúplica en el proceso iniciado por Nicaragua sobre las supuestas violaciones de derechos soberanos y espacios marítimos en el mar Caribe», dijo el canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, en un comunicado leído a la prensa.

La dúplica es un documento en el cual Colombia responde los alegatos planteados en la réplica que Nicaragua entregó a la CIJ en mayo de este año.

La Cancillería agregó que «este caso no afecta en ningún sentido la integridad del territorio ni su delimitación».

La actual controversia es una continuación de otra ya decidida por la CIJ en noviembre de 2012, que redefinió los límites marítimos entre ambos países.

Aquel fallo confirmó la soberanía colombiana de siete cayos cercanos al archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, pero le dio a Nicaragua una porción de mar mayor de la que tenía anteriormente.

El ministro explicó que la Corte «examina si Nicaragua tiene razón al sostener que Colombia habría violado el derecho internacional» al efectuar operaciones con la Armada en el Caribe.

Dichas maniobras fueron «realizadas con el objetivo de defender y proteger los derechos legítimos de Colombia en el área, a los habitantes del archipiélago y a la población raizal, así como con la expedición del decreto que estableció la Zona Continua Integral en el archipiélago».

Pese a que el contenido de los documentos del proceso es confidencial hasta cuando se abra la fase oral, la defensa que hace Colombia se basa en asuntos que tienen que ver con la integridad del archipiélago y el derecho de todas las islas que lo integran a tener una zona contigua.

También defiende la presencia de Colombia en el mar Caribe en la lucha contra los delitos transnacionales, la salvaguarda de la vida en el mar y la protección del hábitat natural de la Reserva de Biosfera y Área Marina Protegida de Seaflower, así como los derechos históricos de pesca en las áreas marítimas aledañas al archipiélago de San Andrés, añadió Trujillo García.

Colombia asegura que «Nicaragua ha violado los derechos de pesca artesanal de los habitantes del archipiélago, en particular de la comunidad raizal, para acceder y explotar sus bancos de pesca tradicionales».

Añade que Nicaragua expidió un decreto «contrario al derecho internacional relacionado con los puntos y líneas de base a partir de los cuales mide sus espacios marítimos en el Mar Caribe, buscando adjudicarse de forma unilateral áreas marinas en detrimento de Colombia».

Además, sostiene que sus argumentos «demuestran que las acciones de Nicaragua no se ajustan al derecho internacional y han violado los derechos de Colombia».

«Colombia no ahorrará esfuerzo alguno para defender ante la Corte los derechos de los colombianos, entre ellos los de la población raizal y de todos los habitantes del archipiélago», concluyó el canciller. EFE