12 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Proyectos posconflicto y Cooperativas Agroindustriales

Abogado, analista y columnista de opinión en El Espectador, Revista Semana y Eje 21.
25 de octubre de 2018
Por Uriel Ortíz Soto
Por Uriel Ortíz Soto
Abogado, analista y columnista de opinión en El Espectador, Revista Semana y Eje 21.
25 de octubre de 2018

La etapa posconflicto de la cual tanto se ha hablado desde los inicios de la firma del acuerdo de paz, requiere con urgencia y sin pérdida de tiempo, de un diagnóstico social integrado para: reinsertados, desplazados, pequeños y medianos productores de cultivos ilícitos.

Si queremos que la extinción o erradicación de los cultivos ilícitos tenga éxito, se hace indispensable, pensar en un diagnóstico social integrado que les permita a sus presuntos beneficiarios, ser sujetos de crédito y lo más importante, que sus productos además de agroindustrializados, tengan mercado asegurado.

Son varias las organizaciones nacionales e internacionales, que desearían adquirir para sus mercados productos del sector rural, con contrato a término indefinido, pero, lamentablemente debido a factores de improvisación, desorganización y corrupción, han desistido hacerlo.

Lo anterior solo se logra con una organización básica: Cooperativas Agroindustriales, que les permita además de un período de capacitación subsidiado, vincularlos a las cadenas productivas y alianzas estratégicas, con el fin que sus productos una vez tengan valor agregado, puedan ser comercializados con mayor facilidad.

Toda problemática requiere de un diagnóstico social, que esté acorde con las circunstancias de modo, tiempo y lugar de sus presuntos beneficiarios, que por diversas razones no son coherentes con los monocultivos, situación que hay que respetar desde todo punto de vista.

Las cooperativas agroindustriales serían una buena opción, para desarrollar diversos proyectos productivos en las zonas de: cultivos ilícitos y de concentración de reinsertados y desplazados.

La razón de esta propuesta radica en las dificultades que se han venido presentando, puesto que los presuntos beneficiarios y cultivadores de diferentes productos, la mayoría de las veces no encuentran canales de comercialización, con pérdida total de sus productos.

Además, a través de una cooperativa agroindustrial se pueden canalizar las líneas de crédito y los aportes del gobierno, con una mayor vigilancia para que sean bien utilizados y evitar, que caigan en manos de avivatos, corrutos y usureros.

A través de una cooperativa agroindustrial, el recurso humano, frente a los diferentes factores de desarrollo, son de más fácil identificación, puesto que, al ingresar a la organización, lo primero que hay que hacer es identificarlos levantando una ficha técnica para cada caso en particular.

Son muchos los proyectos productivos que han fracasado, puesto que quienes los manejan, no tienen la suficiente preparación, por consiguiente, entran al campo de las improvisaciones, lo que hace que sus beneficiarios finalmente desistan de sus propósitos y regresen a sus labores habituales, es decir: a cultivar ilícitos, cuando no es que ingresen de nuevo a las filas de los grupos subversivos y demás organizaciones criminales.

Es de público conocimiento como lo han informado varios medios de comunicación, que los recursos destinados a estos menesteres, la mayoría de las veces son dilapidados en otros asuntos, cuando no es que caen en manos de funcionarios corruptos, que para peor desgracia fueron vinculados a estos cargos por recomendaciones políticas, sin mayores conocimientos sobre el manejo y orientación de un caudal humano, que todos los días espera urgente respuesta del Estado a su más angustiosa desocupación.

Por eso, continúo insistiendo, se requiere un replanteamiento del manejo y orientación de los proyectos productivos posconflicto; existen todas las posibilidades de sacarlos adelante, siempre y cuando se les haga una reingeniería, evaluando el recurso humano frente a los diferentes factores de desarrollo, que los hay en todas las regiones de Colombia y muy altamente calificados, pero que debido a la desorganización, es muy poco lo que se ha logrado hasta la presente fecha, no obstante que son compromisos adquiridos con la firma del acuerdo de paz.

[email protected]