17 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Poder y Política

Estudiante Doctoral. Magíster en desarrollo y planificación. Politólogo. Profesor universitario y consultor en políticas públicas. Interesado en educar para la política. Concejal de Manizales.
23 de octubre de 2018
Por Julián Andrés García Cortés
Por Julián Andrés García Cortés
Estudiante Doctoral. Magíster en desarrollo y planificación. Politólogo. Profesor universitario y consultor en políticas públicas. Interesado en educar para la política. Concejal de Manizales.
23 de octubre de 2018

En este espacio de escritura, además de dar mis opiniones sobre las coyunturas de lo que pasa en la región o el país, también es para aportar desde mi profesión como politólogo y profesor, explicaciones y definiciones sobre diferentes conceptos políticos. Esto, debido a que necesitamos una mayor fuerza en la actividad de la cultura política y requerimos que cada vez la sociedad participe más, pero tenemos que generar los instrumentos para que lo hagan informados, educados y conociendo lo que van hacer para que que no sigamos siendo títeres de unos cuantos mercaderes de lo público.

En esta columna mostraré la importancia de la política en la vida de todas las personas, ya que apartarse de esta cuestión es imposible. La política estudia las relaciones de poder entre los seres humanos, las sociedades y los Estados; esto quiere decir que todos tenemos poder, en mayor o menor medida y eso nos hace seres políticos.

Todos los días, a cada momento, en todos los ámbitos, los seres humanos deben tomar decisiones, gústenos o no, esa es nuestra esencia en la vida, decidir. Y decidimos con base en nuestro criterio, en nuestros beneficios, en nuestra escala de valores, en defender y salvaguardar nuestro intereses. Y cuando tomamos decisiones, ejercemos poder, y si tenemos poder y lo usamos para decidir, se manifiesta claramente que somos seres políticos.

Todas las actividades que desarrollamos y ejecutamos en nuestra cotidianidad son políticas, porque todas tienen que ver con el poder de decidir. Por lo tanto la política es inherente a nuestro ser y todavía es una estupidez negarnos a ella. En términos académicos, el politólogo Robert Dahl (1957), dice que el poder se define como: A tiene poder sobre B, en el grado en que hace que B realice algo que B no haría de otra manera. Por lo tanto, mandar, obedecer son muestra esencial de la actividad política que todos tenemos y esto es una manifestación desde que somos bebés.

Entre tanto lo que no podemos hacer, es reducir el concepto político a temas electorales como casi siempre se hace, logrando alejar a las personas de su genuina naturaleza y apartándolas de asumir las consecuencias de sus elecciones, es decir de sus acciones de poder. La política es mucho más que salir a votar y que participar periódicamente en elecciones.

La política tiene que ver con todo, con nuestras interacciones diarias, con nuestras relaciones familiares, de pareja, con nuestros compañeros de trabajo, allí siempre habrá en el medio el poder y la forma de cómo lo usamos o cómo lo usan los demás con nosotros. También tiene que ver con nuestros hábitos de consumo, en términos alimenticios, de vestuario o de algún elemento de lujo, esto porque siempre está de por medio el marketing y la publicidad y su gran influencia sobre lo que compramos o nuestro comportamiento como clientes, una sutileza en el uso del poder, donde todos terminamos pensando que lo hacemos es por simple y mero gusto, pero allí claramente se está ejerciendo una clara acción política.

Está claro que este país requiere con urgencia un proceso estructurado de alfabetización política, es el desafío más grande que tenemos como sociedad, y de la que requerimos el mismo día que nos convertimos en república, y que es fundamental para lograr resistir esta nueva oleada de decisiones antidemocráticas que nos quieren imponer desde las diferentes instituciones que representan poder.

@julianelpolit

[email protected]