6 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Aprobación de presupuestos de hospitales Gobernación explicó alcance de la Ley 1873

31 de octubre de 2018
31 de octubre de 2018

La Gobernación de Risaralda explicó que el Secretario de Hacienda no es quien aprueba o autoriza adiciones presupuestales, es una función directa del Consejo Departamental de Política Fiscal, CODFIS, organismo rector de la Política Fiscal departamental. 

Pereira. El secretario de Hacienda de Risaralda, Leonardo Antonio Ramírez, como presidente del Consejo Departamental de Política Fiscal, Codfis, dio claridad sobre el artículo 131 de la Ley 1873 del 20 de diciembre de 2017, con relación a la aprobación y modificación del presupuesto de hospitales.

“Si bien la norma da la posibilidad a las Empresas Sociales del Estado de programar sus presupuestos anuales con base en el reconocimiento (facturación), esto no debe hacerse sin omitir el recaudo real evidenciado en la vigencia que se ejecuta el presupuesto y reconocimiento del deudor de la cartera, siempre que haya fecha cierta de pago. Es decir, si un hospital tiene un presupuesto de $1000 millones y el recaudo sobrepasa ese límite se puede hacer una adición presupuestal, pero si, al contrario, el recaudo es inferior al presupuesto aprobado, debemos hacer un análisis y plantear una reducción al mismo”, así lo aclaró Leonardo Antonio Ramírez.

El funcionario también reconoció, que si bien la salud presenta una crisis en todo el país y las soluciones reales deben hacerse desde el Gobierno nacional, el Consejo Departamental de Política Fiscal viene revisando cada uno de los temas de manera puntual y guiado en las normas presupuestales, como lo es el Decreto 115 de 1996 y la Ordenanza 077 de 1996 de la Asamblea de Risaralda.  

Dato de interés

De los cuatro hospitales adscritos al departamento: Homeris, San Jorge, San Pedro y San Pablo de la Virginia y Santa Mónica de Dosquebradas, sólo uno solicitó una adición presupuestal y se le hizo de forma parcial, ya que no existe certeza de los ingresos proyectados ni de los documentos que soportan dicho ingreso, los demás han tenido aprobación de presupuesto y se les ha permitido el movimiento de recursos dentro de los márgenes que tienen liberado.