8 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Señal sísmica del Ruiz es de bajo nivel energético

18 de septiembre de 2018
18 de septiembre de 2018
Crédito: Instituto Colombiano de Geología y Minería (Ingeominas).

El Ruiz, el volcán que el 13 de noviembre de 1985 mató a más de 30 mil personas en los departamentos de Tolima y Caldas, se mantiene en nivel amarillo no obstante que el 15 de septiembre comenzó un nuevo episodio de tremor volcánico continuo.

Esta señal sísmica es de bajo nivel energético y ha estado acompañada de pulsos de tremor volcánico, según el Observatorio Vulcanológico de Manizales.

Los eventos sísmicos reportados hasta ahora, han estado asociados a varias emisiones de ceniza. Las emisiones han sido confirmadas en las imágenes obtenidas a través de las cámaras web, así como también, por los reportes recibidos de funcionarios del Parque Nacional Natural los Nevados (PNNN), habitantes en las inmediaciones del volcán, Aeronáutica Civil y del Centro de Avistamiento de
Cenizas de Washington (W-VAAC).

No se descarta que se presenten nuevos pulsos de tremor volcánico que estén asociados a emisiones de ceniza, las cuales serán posiblemente dispersadas en concordancia con las condiciones de velocidad y dirección del viento, que se presenten al momento de cada emisión, según el Observatorio.

Niveles de alerta

Los volcanes cuando están activos o en estado ON pueden tener tres niveles de alerta: amarillo, naranja y rojo.

Es evidente que el estado de alerta verde se reserva solo para volcanes activos en estado OSS.

Desde 1985 el Ruiz ha mantenido una actividad donde eventualmente se han dado pequeñas erupciones, algunas de ellas de carácter freático, es decir sin que haya aporte de magma, caso en el cual la lava pulverizada y en estado caliente funde los glaciares y genera flujos de lodo de magnitud proporcional a la del mismo evento, como consecuencia de la fusión de hielo y la lluvia que acompaña el paroxismo vocánico.

Ya a lo largo de un mes el Ruiz ha tenido eventos sísmicos de tipo volcánico y una actividad eruptiva como la del día de hoy, posterior a los mismos; pero todo esto sin la ocurrencia de flujos de lodo ni cambio en el nivel de alerta a una situación crítica, razón por la cual los vulcanólogos además de informar oportunamente sobre el evento, dan un parte de relativa tranquilidad que no puede ser interpretado como un descuido, ya que desde el 85 a la fecha las previsiones deben ser siempre rigurosamente atendidas, empezando por respetarle el «territorio al volcán»

Recuérdese como de forma exitosa los vulcanólogos colombianos atendieron los riesgos en el nevado del Huila, contando para ello con el comportamiento adecuado de las comunidades indígenas, quienes vieron el desenlace de una avalancha a lo largo del drenaje que cruza su territorio sin que haya habido víctimas o pérdidas valiosas, a pesar de que las ríadas anegaron puentes y anegaron las riveras que estaban ocupadas.

Se recomienda a la comunidad continuar atento a cualquier cambio que se presente en la actividad del volcán.

El volcán Nevado del Ruiz continúa en nivel de actividad Amarillo. No se descarta que se presente actividad que
pueda indicar una aceleración del proceso, implicando mayor inestabilidad del volcán y en consecuencia cambios
en su nivel de actividad. Si bien, la inestabilidad del volcán se ha prolongado por cerca de ocho años, es de vital
importancia no acostumbrarse a su comportamiento y estar atentos a la información oficial que será publicada por
el Servicio Geológico Colombiano. Se reitera a las autoridades en los departamentos de Caldas y Tolima, extremar
acciones enfocadas tanto a procesos de reducción de riesgo como al manejo de desastres como medidas de
preparación ante actividad futura del volcán Nevado del Ruiz.