11 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Procuraduría abre indagación a director de una cárcel por hechos de corrupción

29 de septiembre de 2018
29 de septiembre de 2018
Imagen tomada de la revista Semana.
Bogotá, 29 (Sputnik).- La Procuraduría de Colombia abrió una indagación al director de la cárcel La Picota, Luis Francisco Perdomo, luego de que fue capturado por hechos de corrupción, informó este viernes la prensa local.

«El procurador general, Fernando Carrillo, abrió indagación preliminar al director de la cárcel La Picota, mayor Luis Francisco Perdomo. El Cuerpo Técnico de Investigación lo capturó este jueves», afirmó el medio local El Espectador.

El procurador Carrillo afirmó que el objetivo de la indagación es poder determinar quiénes son los que están detrás de este hecho y ver si son mafias enteras las que controlan las cárceles de Colombia.

«Estoy seguro de que las (exigencias económicas) son un problema recurrente en el sistema penitenciario del país», agregó.

Asimismo, dijo que este problema va mucho más allá del caso de Perdomo si se tiene en cuenta la «precaria presencia del Estado en el sistema penitenciario» y aseveró que «es un inferno que no tiene solución».

«Esto debe ser un motivo para que la sociedad colombiana haga una gran reflexión sobre lo que representa la violación permanente de derechos humanos en las cárceles de Colombia, y cómo la corrupción se ha tomado todos esos escenarios. Para eso hay que dar un debate presupuestal y un debate de políticas públicas», agregó el procurador.

El Gobierno delegó a Imelda López como nueva administradora del centro penitenciario, quien dijo que los internos tienen la posibilidad de denunciar los hechos de corrupción.

Perdomo fue capturado el jueves en flagrancia cuando recibía un pago de 20 millones de pesos, lo que equivale a 6.800 dólares, de una persona recluida en el centro penitenciario, explicó la Fiscalía.

Según el Comité Internacional de la Cruz Roja, Colombia presenta una «crisis del sistema carcelario» que se evidencia en las siguientes cifras: Hay 115.792 personas privadas de libertad y las tasas de hacinamiento superan el 365 por ciento en algunos centros de detención.

Además, el comité señaló que la calidad de atención primaria y el acceso a servicios especializados de salud es «deficiente» y que la infraestructura es «obsoleta» por falta de mantenimiento. (Sputnik)