29 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Economía naranja: oportunidad para todos

Abogado, analista y columnista de opinión en El Espectador, Revista Semana y Eje 21.
23 de agosto de 2018
Por Uriel Ortíz Soto
Por Uriel Ortíz Soto
Abogado, analista y columnista de opinión en El Espectador, Revista Semana y Eje 21.
23 de agosto de 2018

Comunidad y Desarrollo

uriel ortiz

La economía naranja tal cual está planteada por el nuevo presidente, es magnífica oportunidad para que millones de personas en el mundo profesional o empírico desarrollen sus iniciativas.

Es apenas lógico entender que hay infinidad de mentes frustradas, puesto que no han tenido recursos para sacar adelante sus iniciativas y ponerlas en el mercado nacional e internacional, considero que ahora no habrá ninguna disculpa para dejar de hacerlo.

Sin embargo, es cierto que la economía naranja es una oportunidad para todos, pero no todas las oportunidades de las diferentes actividades que se nos presentan, son concordantes con las de todo ser humano.

El deseo de salir adelante con determinado proyecto empieza con un sueño, pero, muchas veces esos sueños no pasan de ser meros sueños o pesadillas, que se estacionan en el mundo de las vanas ilusiones y si nos dejamos atrapar de ellas estamos condenados al fracaso.

El mundo de las ideas está en la mente de todo ser humano, muchas veces quisiéramos ser para lo que no tenemos aptitudes, por ese motivo nuestros sueños están llamados al fracaso, así logremos llevarlos al campo de las ideas, pero, su posterior desarrollo no es concordante con nuestra inteligencia y personalidad.

Son infinitos los casos en que los sueños después de pasar por el mundo de las ideas y ser convertidos en proyectos como verdaderas fuentes de desarrollo, terminan archivados o en infinidad de veces negociados con personas que dicen tener la capacidad para sacarlos adelante.

Quienes hoy en día son grandes empresarios o manejan emporios económicos, siempre han partido de un sueño: el de generar empresa con criterio social y en los últimos tiempos con fundamento de causa en la conservación y preservación de los recursos naturales.

En nuestro diario convivir todo sueño es realizable, sin embargo, hay que tener en cuenta que deben pasar por diferentes etapas, las cuales hay que ir puliendo de conformidad con el recurso humano, frente a los diferentes factores de desarrollo y que en su etapa final se le denomina: idea.

Cuando se entra al campo de las ideas, es porque los sueños ya han pasado a un segundo plano de análisis y ponderación, donde los estudios previos al proyecto empiezan a demostrarnos sobre su viabilidad.

Agotadas las etapas de los sueños, las ideas y los estudios de conveniencia o no, se entra a estructurar el proyecto productivo, el cual debe tener un perfil de identidad con el propósito inicial, es decir, no nos debemos desviar del camino inicialmente trazado.

Uno de los propósitos del actual gobierno, doctor Iván Duque, es dar impulso a la llamada economía naranja, que consiste básicamente en sacar adelante las ideas o iniciativas que desde todos los ángulos se presentan en nuestro diario convivir.

Para hablar de la economía naranja es importante partir de la etapa primaria de los sueños, que todo ser humano y pensante quisiera desarrollar y poner en práctica, generando primariamente microempresas, que a medida que van creciendo dan razón y consistencia a quienes han sido sus gestores.

Desde la óptica de comunidad y desarrollo, la economía naranja es la puesta en práctica de un sueño convertido en idea, que surge en un momento de lucidez en nuestras vidas, pero que hay que saberlos encausar de conformidad con el recurso humano frente a los diferentes procesos de desarrollo.

La economía naranja para fines lícitos, no tiene límites, todo el que sueña con desarrollar determinada actividad y manifieste tener aptitudes para serlo, puede considerarse candidato posible a desarrollar su iniciativa ya convertida en idea, para que posteriormente y mediante programas de financiación puedan estructurar el proyecto de sus sueños y darlo a conocer a los mercados nacionales e internacionales.

 

[email protected]