24 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La RAP Eje Cafetero compromiso de todos

9 de julio de 2018
Por Camilo Gaviria Gutiérrez
Por Camilo Gaviria Gutiérrez
9 de julio de 2018

 Camilo Gaviria

Cuenta la historia popular que unos vecinos al ver un departamento que en ese entonces se llamaba el “Gran Caldas”, que se proyectaba con prosperidad y como una gran potencia económica para el país, lograron dividirlo en tres. Nuestra región se vio sucumbida ante la avaricia de propios por obtener más poder y protagonismo, y ante la vieja estrategia de “divide y reinaras” por parte de un astuto vecino que siempre ha entendido que el tamaño es importante para crecer y para obtener recursos de orden nacional. Esta infame división también nos dejó una herencia de disputas bizantinas y de odios sin sentido entre Manizales, Armenia y Pereira. Esta realidad regional que se vivía desde la época de colegio, contrastaba con el ejemplo en casa que nos permitía estar en los tres departamentos por trabajo de mis padres y lazos familiares en todo el territorio. Por eso crecimos entre las contradicciones sociales que nos impulsaban a una rivalidad en todos los ámbitos, versus, una visión de nuestros antepasados de seguir viendo el Eje Cafetero como una sola familia, pues no en vano tenemos ancestros en varios municipios de la región con un epicentro en el cementerio libre de Circasia.

Tuvieron que pasar varias décadas para empezar a darnos cuenta que somos una misma región íntimamente ligada por su historia, geografía y cultura. Por eso lo sucedido la semana pasada es un hito trascendental para Caldas, Quindío y Risaralda que ahora estamos unidos mediante la RAP Eje Cafetero. Esto si lo sabemos manejar nos va a permitir recuperar el tiempo perdido y presentar proyectos de alto impacto para los tres departamentos, que ahora juntos representamos el 5,1% de la población colombiana y generamos el 3,7% del PIB nacional. Coincidiendo con lo expuesto por el doctor Hernán Roberto Meneses, un profesional integro y visionario de nuestra querida Pereira, en que esta RAP debía incluir el resto de departamentos del occidente que nos une el Rio Cauca y el Pacifico. Considero que este es un primer paso para convertirnos en la región mas atractiva de Colombia.

Los seis sectores que han convenido los gobernadores para trabajar conjuntamente son: 1) Infraestructura Vial, 2) Paisaje Cultural Cafetero 3) Geoparque volcánico 4) Plataformas logísticas 5) Proyectos agropecuarios 6) Seguridad y convivencia. Independientemente que existan algunas diferencias en prioridades y criterios, este es un mapa de navegación construido en conjunto por los 3 departamentos que todos debemos apoyar e impulsar su ejecución sin importar quienes sean los mandatarios de turno. También es prioritario que el equipo parlamentario de la región se comprometa con la RAP, que bien sea dicho de paso, hizo falta su presencia el día de la inauguración.

En infraestructura Vial, además de la terminación de la autopista del café, un sistema de transporte urbano integrado, la transversal que va desde Mariquita a Calarcá, y la conexión Puerto Magdalena-Chinchiná-La Virginia-La Tebaida, proyectos ya convenidos, necesitamos un gran proyecto de vías terciarias para poder garantizar la viabilidad de los sectores 2) Paisaje Cultural cafetero 3) Geoparque volcánico 4) Plataformas logísticas 5) proyectos agropecuarios. Sin vías terciarias, olvidémonos del turismo ecológico, del avistamiento de aves, del senderismo, del uso del rio Magdalena para transportar nuestros productos, y ni qué decir del desarrollo de clusters agropecuarios con vocación exportadora. Actualmente la gran mayoría de los municipios, y especialmente los de Caldas, que son de vocación agrícola, tienen unos sobrecostos logísticos por la precaria infraestructura vial terciaria que en muchas ocasiones hace que se pierdan los productos o que no sean competitivos en los mercados nacionales e internacionales. Por eso debemos impulsar un gran proyecto de vías terciarias, que incluya placa huellas y/o pavimentación y/o rectificaciones de trazados.

Por último, y no menos importante, es imperativo incluir a AEROCAFE como un aeropuerto regional con capacidad para aterrizar aviones tipo Jumbo, que preste un servicio a todos los departamentos para poder tener transporte de carga eficiente y una opción alterna confiable para potencializar el turismo y la agroindustria en nuestra región.