26 de junio de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Guillermo Botero, de líder de comerciantes a ministro de Defensa de Colombia

17 de julio de 2018
17 de julio de 2018
Guillermo Botero. Imagen Oficina de Iván Duque.

Bogotá, 17 jul (EFE).- El abogado Guillermo Botero Nieto, quien hoy fue designado por el presidente electo de Colombia, Iván Duque, como ministro de Defensa, es el segundo dirigente gremial que ocupará esa cartera en la historia del país.

Botero es un experimentado empresario que desde hace 15 años ocupa el cargo de presidente de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) y a partir del 7 de agosto dirigirá la cartera de Defensa en reemplazo de Luis Carlos Villegas, quien hizo carrera en otro gremio, la Asociación Nacional de Empresarios (ANDI).

El nuevo ministro de Duque estudió Derecho en la Universidad de los Andes, en donde se graduó en 1983 y de la cual también fue profesor.

A la par con su labor de abogado, Botero se ha dedicado a actividades de comercio exterior y operación logística, lo que le ha permitido moverse como «pez en el agua» en el sector del comercio.

Duque hizo el anuncio hoy durante su intervención en la Cumbre Concordia Américas 2018 en Bogotá, donde aseguró que Botero cuenta con «una gran experiencia gerencial, con un gran amor por Colombia» y que tiene una amplia trayectoria en los diferentes sectores.

En los últimos años Botero ha sido un fuerte crítico del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, principalmente por su política de seguridad y por el manejo que le dio a los diálogos de paz con las FARC.

«Me va a acompañar por la recuperación de la seguridad», afirmó hoy Duque.

Como representante de Fenalco, Botero ha tenido puestos en las juntas directivas de varias empresas, pero en 2014 el Gobierno lo retiró de las de la Cámara de Comercio de Bogotá y de la compañía de de servicios de salud Nueva EPS.

Durante la pasada campaña electoral Botero fue muy activo en las redes sociales apoyando a Duque, de quien dijo que tenía el apoyo de los comerciantes porque consideraban que con sus propuestas «creará confianza en los inversionistas» y se generarán «un ambiente favorable de negocios».

En vísperas de la segunda vuelta presidencial del pasado 17 de junio, Botero declaró que los colombianos debían «tener mucho cuidado» con el voto: «Elegiremos entre dos modelos económicos muy distintos: uno de libre mercado y otro intervencionista», dijo en referencia a Duque y a su rival, el izquierdista Gustavo Petro.

A partir del 7 de agosto, cuando Duque asuma como presidente de Colombia, Guillermo Botero se enfrentará al reto que representa liderar el ministerio de Defensa de un país que se debate entre el comienzo de la paz con las FARC y el resurgimiento del conflicto armado.

Y es que si bien Santos logró firmar en noviembre de 2016 un acuerdo de paz con las FARC, considerada hasta ese momento como la guerrilla más antigua de América, lo cierto es que los grupos disidentes van en aumento.

A las disidencias de las FARC, que según distintas fuentes ya tienen más de 1.300 hombres en armas, se suman la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), un reducto el Ejército Popular de Liberación (EPL), el Clan del Golfo y otras bandas criminales dedicadas al narcotráfico, la extorsión y la minería ilegal, principalmente. EFE