17 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Descachadas idiomáticas

11 de junio de 2018
Por Jairo Cala Otero
Por Jairo Cala Otero
11 de junio de 2018

Jairo Cala Otero

jairo cala«Así luce el río Chicamocha y otros afluentes por el fenómeno de El Niño en Santander». Pie de foto en el periódico Vanguardia Liberal. También luce mal esta oración gramatical, pues su redactor desconoce la concordancia de número correspondiente. Como son varios ríos los citados (Chicamocha y otros afluentes), hay un plural; luego el verbo debe estar en plural también: «Así lucen el río Chicamocha y otros afluentes por el fenómeno de El Niño en Santander».

«Con la presencia del presidente Enrique Camacho, del técnico Rubén Israel y de Norberto Peluffo, Millonarios presentó (…) los refuerzos para la temporada…». En el diario El Tiempo. La falta de comas (o el no saber cómo se usan, que es más preciso) enreda expresiones tan sencillas como la que quisieron escribir aquí. Detrás de la palabra presidente debió haber una primera coma; después del apellido Camacho, iba punto y coma; detrás del vocablo técnico faltó otra coma; después de Israel, otro punto y coma; además, faltó citar el cargo que ocupa Norberto Peluffo (aunque lo sepa el redactor, se escribe para los lectores). Corrección: «Con la presencia del presidente, Enrique Camacho; del técnico, Rubén Israel; y de Norberto Peluffo, (…) Millonarios presentó los refuerzos…».

«Farc van con lista cerrada». En cinco palabras incurrieron en dos errores, en el periódico El Mundo (Medellín). En primer lugar se les olvidó que las FARC ya no existen; por lo tanto, la forma verbal en plural (van), usada en el titular de la noticia, es equivocada. Ese grupo ahora es político, se denomina Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), en singular. Además, el asunto es de sentido común (sentido que no aplicó el redactor): si fuesen guerrilleros todavía, no podrían ser candidatos a ninguna corporación pública. ¡Obviedad a la vista! En segundo lugar, toda sigla se escribe en mayúsculas; no importa si ella corresponde al más sanguinario de los grupos ilegales del mundo (que es el alegato peregrino de los tozudos). La gramática no examina esas circunstancias, pues no son de su resorte, sino de la llamada Justicia. Enmienda: «FARC va con lista cerrada».

«Uno esperaría gestos de buena voluntad previo a cese al fuego, no atentados: Restrepo». Así tituló El Espectador una noticia producida por Juan Camilo Restrepo, quien fungía como negociador del Gobierno colombiano, sobre atentados del grupo guerrillero ELN contra el oleoducto Caño Limón. El sustantivo previo tiene dos connotaciones: 1. Examen que presentan los estudiantes en los colegios; también se usa en femenino (previa). 2. Lo que antecede. En la expresión, el segundo significado no se ajusta a la concordancia gramatical. Pero, además, hay otra alternativa de escritura. Veamos: 1. «Uno esperaría gestos de buena voluntad previos al cese al fuego, no atentados: Restrepo». 2. «Uno esperaría gestos de buena voluntad antes del cese al fuego, no atentados: Restrepo».

«De inmediato un grupo de comandos cubrió la zona y otro grupo procedió hacer efectiva la captura». La expresión corresponde a una noticia publicada en El Tiempo, sobre la captura de un antisocial apodado «el Tigre», cabecilla de la banda «Los Puntilleros». Errores: 1. Faltó una coma detrás de la palabra zona. Una acción se separa de otra con ese signo de puntuación. 2. Faltó la preposición ‘a’ entre los dos verbos. Generalmente, muchas personas omiten esa preposición, que es inseparable. Corrección: «De inmediato un grupo de comandos cubrió la zona, y otro grupo procedió a hacer efectiva la captura».

«En un principio los médicos señalaron que serían necesario al menos otras seis semanas de gestación…». El diario Vanguardia Liberal publicó una noticia sobre una madre que falleció luego de permanecer conectada a un respirador artificial, en una clínica de Bucaramanga. El desconocimiento del idioma español entre los nuevos periodistas salidos de universidad, además, es fatal. Para escribir noticias lo básico es saber gramática, pero ellos solo se sienten orgullosos del cartón que cuelgan de una puntilla en una pared; la gramática no les interesa, por lo que se deduce de las repetitivas metidas de pata en la redacción de las informaciones. En esta cita se mezcló un verbo en singular, con género masculino (necesario), con un adjetivo (seis) y un sustantivo plural (semanas), con género femenino. ¡Horrorosa y agramatical mezcla! Corrección: «En un principio los médicos señalaron que serían necesarias, al menos, otras seis semanas de gestación…».

«¿Quién debería ser el responsable de evitar que esas trampas no ocurran?». En una noticia sobre el Programa de Alimentación Escolar ─PAE─ en Colombia, en el matutino El Espectador cayeron en este error por usar, indebidamente, una conjunción negativa. De tal suerte, terminaron afirmando lo que se pretendía dar como negativo. Al decir «el responsable de evitar que esas trampas no ocurran», se dice que es deseable que las trampas existan, pues antes está el verbo evitar, que indica una acción para impedir tal hecho. Corrección: «¿Quién debería ser el responsable de evitar que esas trampas ocurran?». O también: «¿Quién debería ser el responsable de que esas trampas no ocurran? Como se nota, el problema radica en unir en una sola oración el verbo evitar y la conjunción no.

«Lo que rechazo es la violencia de género». Declaración de la periodista Johana Fuentes, víctima de una agresión física de quien era su novio, Gustavo Rugeles. El rechazo a la violencia es plausible, pero sin adjudicar tal violencia a las palabras, pues nada tienen que ver con las acciones desquiciadas de algunos humanos. El género es propio de la gramática (femenino y masculino, sin que ello signifique condición humana), mientras que el sexo es propio de los seres humanos. Luego Johana Fuentes lo que quiso decir fue: «Lo que rechazo es la violencia de sexo». Porque quien la golpeó no fue la palabra violencia, sino Gustavo Rugeles, de sexo masculino. Pero más preciso aún: «Lo que rechazo es la violencia generalizada».