19 de abril de 2019
Aguas de Manizales - Abril 2019

Río Blanco: un ecosistema amenazado

Por Álvaro Gómez Gómez
9 de mayo de 2018
Por Álvaro Gómez Gómez
9 de mayo de 2018
Imagen www.dropbox.com

Álvaro Gómez Gómez

Muy preocupante para nuestra sobrevivencia los riesgos que por  el cambio climático y actividades antrópicas de todo tipo representa para los manizaleños los resultados de los registros históricos del caudal de Rio Blanco realizados de tiempo atrás por Aguas de Manizales y plasmados en el Plan de Manejo de la RESERVA FORESTAL PROTECTORA DE LAS CUENCAS HIDRÓGRAFICAS DE RÍO BLANCO Y QUEBRADA OLIVARES.

Los promedios registrados durante los últimos  años muestran que hasta el año 2000 se registraron promedios de caudal de 600 lit/seg. y a partir del año 2001, que fue relativamente más seco comparado con los años anteriores, se registraron caudales promedio de 300 lit/seg, o sea pérdidas hasta de un 50%. Esta situación continúa presentando en la actualidad y su recuperación aún no supera los 400 lit/seg. aun cuando el comportamiento pluviométrico en la cuenca de Río Blanco para el año 2004 estuvo dentro de los parámetros normales históricos, manteniéndose los períodos secos de diciembre-enero y junio-julio-agosto y los períodos lluviosos en abril-mayo y octubre-noviembre.

En su diagnóstico el mencionado Plan afirma que La Reserva Forestal Protectora de Río Blanco y Quebrada Olivares constituye una de las regiones más ricas en biodiversidad del mundo, en contraste, es una de las más amenazadas y menos estudiadas. La región andina tropical en donde se encuentra la Reserva, por su alta biodiversidad, está entre las 25 regiones prioritarias para la conservación del planeta (hotspots) (J. Botero, Manizales de Frente al Futuro 2005).

Regionalmente se afirma en el Plan, la reserva actúa como pieza clave para el Corredor Biológico existente que  conecta el Parque Nacional Natural Los Nevados, con las zonas boscosas de los municipios de Manizales, Neira y Villamaría, involucrando el PNN Los Nevados, Reserva Torre Cuatro, Reserva de la CHEC, Subcuenca del Río Guacaica, Monteleón y demás fragmentos boscosos, tanto del noroccidente como del sur occidente, a través de la zona Amortiguadora del PNN Los Nevados, factor que facilita y favorece, la conservación de la biodiversidad regional. 

Una de los aspectos más importantes desde la perspectiva ambiental de la reserva para la región, constituye el hecho de suministrarle el agua a la ciudad de Manizales, en una proporción del 35% de la demanda, aspectos considerados en el Plan. 

La captación de Agua en la zona alta de la Reserva se dificulta considerablemente debido a que  los nacimientos del Rio Blanco y sus principales afluentes se encuentran desprotegidos. 

A este desolador panorama en materia ambiental se agrega que en la zona baja de la Reserva se proyecta la construcción de una ciudadela para 10.000 habitantes, en la Zona con Función Amortiguadora contigua al “Área Protegida” destinada a absorber los impactos negativos de la ciudad y que traerá consecuencias graves debido a las complejas relaciones entre el sistema social y el natural producto de la presión indebida de la comunidad sobre la estructura ecológica natural.

Los bienes y servicios ambientales de esta ciudad, han venido en paulatino deterioro a medida que los territorios donde se ubicaban las zonas de vida, son colonizados por vías de hecho y de derecho. En el primer caso, ante los ojos pasivos de la administración pública que omite las acciones propias para la recuperación de las áreas de interés ambiental, en el segundo caso con el licenciamiento de proyectos en zonas donde el ordenamiento de la cuenca del río Chinchiná han definido que solo pueden establecerse actividades con función amortiguadora. (Tulia Elena Hernández Burbano, IMPACTOS AMBIENTALES DEL URBANISMO)

Conscientes de esta grave situación nació la Fundación Conrado Gomez Gomez, entidad sin ánimo de lucro que se suma a organizaciones de base, sociales,  academia, sociedad civil, colectivos etc. inconformes con la ubicación de un proyecto de intensivo urbanismo en un área estratégica ambientalmente para Manizales.

Como una contribución al medio ambiente y la biodiversidad que nos proporciona la reserva, en la Fundación nos propusimos apoyar un interesantísimo proyecto de CORREDORES BIOLÓGICOS COMO EJE CENTRAL DEL FUTURO SUSTENTABLE: CONSERVACIÓN Y RESTAURACIÓN DE LOS BOSQUES DE LA ESTRUCTURA ECOLÓGICA DEL MUNICIPIO DE MANIZALES cuyo proponente es Natural Seeds Alliance, proyecto que pretende restaurar y conservar la estructura ecológica de la ciudad por medio de corredores biológicos.

Tiene por objetivo entre otros, consolidar una estrategia de educación ambiental con las comunidades locales que aporte a la conservación y restauración de los bosques que protegen micro cuencas abastecedoras de acueductos comunitarios en el municipio de Manizales y facilitar el flujo de flora y fauna entre las reservas forestales naturales y los distintos relictos de bosque subandino que protegen micro cuencas abastecedoras en la estructura ecológica de Manizales por medio de corredores biológicos.

El proyecto se encuentra en etapa de socialización, con excelente acogida, ya ha sido presentado y cuenta con el apoyo en principio de las autoridades que tienen que ver con el tema en el Departamento.

La Fundación Conrado Gomez Gomez se dedica a la conservación de la flora, la fauna y en general de los ecosistemas que conforman la Cuenca de Rio Blanco y del Rio Chinchiná estructurantes del Paisaje Cultural Cafetero y de la región caldense. Promueve la educación, la investigación científica y el estudio de las especies, a través de la academia, los líderes sociales y la comunidad en general incentivando el respeto y el afecto por el patrimonio medio ambiental.