6 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Gracias señor alcalde por la manito que les dio a los pequeños comerciantes de Manizales.

16 de mayo de 2018
Por Norman De Sola Marín
Por Norman De Sola Marín
16 de mayo de 2018

Ahora sáquelos de la incertidumbre!

Norman  De Sola Marín

«No somos una Administración que atropella, debemos escuchar el clamor de 3 mil comerciantes, no de unos pocos”, con esta frase  Mayo 10 del 2018, el Alcalde de Manizales, José  Octavio Cardona León, anunció ante los medios de comunicación que solicitaría al Concejo de la ciudad «hundir» el controvertido proyecto 111.

“En las mesas de diálogo que se tuvo con cerca de 8 comerciantes, pedían todo lo contrario, que avanzará en el Concejo y conciliar los valores a pagar. No obstante, los cerca de 3 mil comerciantes que marcharon solicitaban todo lo contrario, y yo debo escuchar el clamor de la comunidad”, explicó el Alcalde. Las sesiones extras se llevaron a cabo el 15 de mayo y se espera que para el 23 del mismo mes los corporados hayan votado negativamente el Proyecto 111.

Como se anotó, unos 8 comerciantes de gran calado,  asimismo la Cámara de Comercio de Manizales, habían solicitado que se siguiera adelante con el proyecto de «compensación» por el uso del espacio público con fines comerciales. Sin embargo, el Alcalde atendió las protestas pacíficas de unos  tres mil comerciantes pequeños, que  promovieron una marcha y un cierre de establecimientos en toda la ciudad, para protestar por la medida que hacía tránsito en el Concejo de Manizales. En buena hora, y como dirigente atento a las afugias de la comunidad, el Dr. José Octavio Cardona León consideró a la gente.

Sin embargo, esto queda  latente en el aire; por qué no le pudieron sacar más manteca al tocino, como decían nuestros progenitores paisas, temen los pequeños comerciantes que repentinamente llegaran los TANQUES PANZER de Planeación Municipal a demoler y a multar. El proyecto será reconsiderado a futuro con el propósito de «ajustar tarifas.»  Hago una humilde sugerencia, porque no eximen del odioso gravamen a los pequeños comerciantes de los estratos 1,2,3? O, lo cruzan con el predial que ya pagan por sus viviendas, para no incurrir en una sutil doble tributación. Peor aun, crear un impuesto usurpando las facultades constitucionales del Congreso de la República. La gente aun no se recupera del calamitoso  e inconstitucional,  » Impuesto al Teléfono.»

Ahora, analizando el contexto socio/económico de Colombia, como dicen los abuelos y las abuelas,(para ser políticamente correcto), en materia de gravámenes el «Palo no esta pa’ hacer cucharas.» Primero, el Gobierno del Presidente Juan Manuel  Santos, aquel que en tiempos  de campaña andaba cincelando en piedra y  en mármol que no aumentaría los impuestos, y una vez apoltronado en la Casa de Nariño, nos quebró el lomo con 7 reformas tributarias, incluyendo un IVA confiscatorio del 19%. Santos nos regaló una Reforma Tributaria cada 22 meses.

En los Estados Unidos por ejemplo, el IVA promedio es del 8.5%, porque los gobernantes allá entienden que si ese impuesto es muy elevado, reduce sensiblemente la capacidad de compra  del ciudadano. Como consecuencia, se deteriora la comercialización de bienes y servicios, causando un incremento en el desempleo, y gran descontento ciudadano por doquier. Además el IVA Colombiano por regresivo golpea con mayor dureza a la gente de menores recursos. Ellos no compran el mercado para el mes en Carulla, Mercaldas, o en el Éxito, les toca comprar lo que llaman » el diario,» o sea, la media librita de arroz, dos plátanos, $1 peso de perejil, un cubito Knorr o Maggi, un par de arepas caseras, y de pronto un hueso carnudo para aquello que las abuelas llamaban «la sustancia.»

Por el lado de mis andurriales en el Barrio El Topacio hay muy pocos pequeños negocios, y me he puesto a pensar en ellos. No creo que Tonny’s Pizzería vaya a quebrar o afectar sensiblemente los ingresos de la multinacional Jeno’s Pizza en  El Cable Plaza, ni que los Chuzos y Hamburguesas del Goydo, le hagan mella a Hamburguesas El Corral, del poderoso conglomerado NUTRESA, ídem en la Zona Rosa, ni que el diminuto restaurante Lugarcito acabe con L’atelier des Saveurs, Spago Bistronomia Italiana, L’AngeVin y demás en los lugares turísticos de la ciudad, ni que la tienda Popeye que lleva mil años en este vecindario, arruine los Delicatessen  de manjares importados en los barrios Estrato 6  de Manizales, o que la Panadería La Francesa en La Francia acabe con La Suiza ya sea del centro o la que esta ubicada por un costado de Juan Valdez por los lados del Cable! Ya que tratamos el tema, cuánto pagará Juan Valdez por estar ubicado  en un terreno que es propiedad al municipio?

Continuemos con el  precitado contexto socio/económico. Cualquier día que el ciudadano abre un periódico, ve televisión, o escucha la radio, las noticias son las mismas y desconsoladoras. Que se robaron tantos miles de millones por allí, otros billones por allá, que los dineros del Programa de Alimentación Escolar no aparecen, que están rifando los alimentos del PAE, porque el presupuesto no alcanza, que se cayó un puente por  aquello  de dos cucharadas de cemento y una palada de arena, y así ad infinitum y también ad nauseaum!

Que tal el  inolvidable REFICAR? El entonces Presidente de ECOPETROL, Dr. Juan Carlos Echeverry, en entrevista con María Isabel Rueda en EL TIEMPO,  se exculpó de la debacle financiera con el cuento  que los habían engañado en la selección de Chicago Bridge and Iron Works (CB&I) para repotenciar la Refinería de Cartagena. CB&I no tenía ni  la experiencia, ni la capacidad financiera para acometer semejante obra, según la Fiscalía General de la Nación, entidad que por estos días imputará cargos a los responsables. Si mal no recuerdo, según la Contraloría General de la Republica se esfumaron  algo así como $17 billones de pesos en sobre costos. Como  poco suspicaz que soy me atormento con la pregunta: si para contratar a un patinador, a una secretaria de menor rango, a un conductor, a la chica de los tintos, los someten a 50 o mas brutales psicotécnicos, a interminables  entrevistas, les esculcan las hojas de vida desde antes de la concepción, y si pueden las anteriores reencarnaciones…No hay más que hablar.

Retomando el hilo. Lo que menos tiene presentación en todo este embrollo, es que los dineros recaudados por el gravamen a los pequeños comerciantes de barrios populares, se invertirían en la construcción de «Bulevares» en las distintas zonas turísticas de la ciudad. Si, bulevares amplios, jardineras, fuentes, embellecen a Manizales y la hacen mas agradable para todos. Pero  la gente de los barrios populares generalmente no se asoman por allá. Al menos que los construyan en Morrogacho, Bajo Nevado, Bajo Persia, San Sebastián, El Alto del Aguacate, Camilo Torres, La Carrilera y parajes similares. No creo!

En mi sencilla condición de ciudadano sin ambiciones políticas, con  una honorable trayectoria como Profesional del Derecho que ya supera los 25 años, sin un tour por  La Sala Disciplinaria del Honorable Consejo Superior de la Judicatura, sin deseos de protagonismo, pero muy consciente de las causas de las conmociones civiles en la historia: siempre han sido, son, y serán los impuestos de las clases dirigentes voraces que no escuchan el clamor de la gente.

No importa que rotulo les cuelguen como para disimular la exacción, en Colombia tenemos: Tasas, Contribuciones, Renta, Retenfuente, Valorizacion, IVA, Transacciones  Financieras, Predial, Monotributo, Degüello, Consumo, Ganancia Ocasional, Industria y Comercio, Avisos y Tableros, Sayco y Acimpro, Patrimonio, Vehículos, Peajes, Estampillas para lo uno o lo otro, y sin duda muchos más que quien sabe donde o como se ocultan pero que nos cobran sin anestesiarnos. Como sea que los llamen los técnicos en la materia, lo único que la gente entiende es que le sacan plata del bolsillo. Y lo peor es que las políticas alcabaleras a ultranza, desincentivan la inversión, expulsan a los grandes empresarios creadores de empleo y de riqueza. En resumen…Fanfarria: «Así es Colombia Pablo!»

Si a futuro, los Honorables Concejales de Manizales, siguen adelante con este nefasto proyecto deberían entonces los ciudadanos, en ejercicio de sus prerrogativas democráticas, simplemente anotar cómo votaron sus representantes al respecto, guardar la lista y sacarla a relucir en las próximas elecciones. Por supuesto, votar a conciencia!

El Colombiano de bien sabe que debe pagar impuestos por los bienes y servicios que el Estado  generalmente mal que bien le  proporciona, pero quién en este país esta dispuesto a contribuir con el fisco cuando las noticias de peculados, contrataciones amañadas, etc. que  además son legión y absolutamente deprimentes? La gente se pregunta con sobrada razón, «Para que, o quien trabajamos?»

No podemos seguir comiendo «torta» inexistente. Le fue  bastante mal a Marie Antoinette, Consorte del  Rey de Francia, Louis XVI,  con esa desalmada sugerencia!

16/05/2018