13 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Este domingo con su voto griten: no más engaños!

27 de mayo de 2018
Por Norman De Sola Marín
Por Norman De Sola Marín
27 de mayo de 2018

La democracia esta en juego!

Norman De Sola M.

El domingo 27 de mayo, cuando se acerquen a las urnas para ejercer su Sagrado Derecho al Voto, en nuestra maltrecha Democracia, reflexionen profundamente, sin importar su filiación política, o quien sea el candidato de sus preferencias. Piensen muy bien antes de marcar el tarjetón. Pregúntense: para donde vamos? Echen un vistazo a su familia, especialmente a sus hijos, y repitan la pregunta: Para donde vamos?

El  cacareado «Acuerdo de Paz,» del Presidente Juan Manuel Santos es bastante inconcluso y por demás irrealizable. Lo creo así porque a estas alturas las FARC se quejan que el Gobierno le ha incumplido a las FARC y que los guerrilleros rasos se encuentran en condiciones infrahumanas en los parajes donde los ubicaron al sol y al agua y con precarios medios de subsistencia. Que podemos esperar nosotros los apaleados paga-impuestos de los candidatos oficiales a la Presidencia; Vargas Lleras, De La Calle, y el camuflado Fajardo. Son los mismos con las mismas pero surtidos para disimular. La contienda verdadera por el futuro prospero y en paz  de Colombia se dará realmente entre Iván Duque, y Gustavo Petro.

Que el tal  acuerdo pretenda maniatar a las próximas tres administraciones nacionales para cumplirle a las FARC, y recaudar los recursos necesarios para su implementación por medio de una brutal cascada de impuestos, no tiene presentación. El pueblo tampoco lo aguantara.

Recordemos que el Dr. Juan Manuel Santos en campaña prometió que no aumentaría los tributos, sin embargo nos golpeo con 7  brutales reformas tributarias, y un IVA General del 19%. En EE.UU. el IVA promedio es del 8.5%, aunque varia de un estado a otro. En el país del Norte, cuando se anuncia in incremento del IVA, la lucha es encarnizada, y la lideran las Cámaras de Comercio, que allá existen para fomentar la industria y el comercio, y que no son simples entes burocráticos realizando tareas alcabaleras del Estado. Los comerciantes Norteamericanos son conscientes  que al restarle capacidad económica al consumidor, desatan un efecto domino: Las ventas se desploman, la producción de bienes servicios disminuye, y  por consiguiente, el desempleo se dispara. Si alguien encuentra la piedra o el mármol donde el Presidente prometió «grabar» que no aumentaría los tributos durante su mandato,  por favor tomen una foto para publicarla con mi próximo escrito.

En el año 2002 cuando el expresidente Álvaro Uribe Vélez entrego la presidencia al Dr. Santos, Colombia ostentaba un crecimiento anual estimado entre el 5.4% al 5.8 por ciento. Este año, según los vaticinios más optimistas, la tasa de crecimiento quizás llegue al 2%, si mucho. Con este mediocre crecimiento económico  tocara  apretarnos los cinturones hasta más no poder  para financiar el «Acuerdo de Paz.»

Como tantos Colombianos me pregunto, que pasó con la Bonanza Petrolera de la primera administración de Juan Manuel Santos? En que se gasto? En fruslerías? En las largas y soleadas vacaciones del Dr. Humberto De La Calle en La Habana? O, si usted recopila las noticias de los últimos dos cuatrienios, concluirá que gran parte se la robaron, y que la otra fue para obras innecesarias, y/o de pésima calidad, burocracia inepta, inútil, e improductiva, lujos en las altas esferas como: $600 millones en cortinas y pendones para la Casa de Nariño; $15 millones en cajas de almendras-$37 mil c/u-, en elegantes recipientes adornados con el Emblema de la Presidencia y el Escudo de Colombia, destinadas a los afortunados sicofantes del régimen. También para honrar y agasajar a huéspedes ilustres. Los paga-impuestos jamás somos huéspedes ilustres. Únicamente nos convocan cuando hay que pagar las cuentas, es decir, los platos rotos de un gobierno derrochón.

Tras medio siglo y algo más de sanguinaria violencia guerrillera, todos los colombianos anhelamos La Paz. Quien con siquiera un dedo de frente quiere la guerra; nadie. Pero, cual Paz, me pregunto? Que pasa hoy en el Catatumbo, Nariño, Chocó, Barranquilla, Medellín, Urabá, Bajo Cauca y otros puntos de esta sufrida nación? Disidencias de las FARC, BACRIM, ELN, Carteles Mejicanos del narcotráfico?

Lo alarmante de este cuento fantástico, es que todos los colombianos quedaremos hipotecados con una hiper-cascada tributaria durante los próximos 12 a 15 años para pagar la «implementación» del  tan sonado, «Acuerdo de Paz.» Esto explica por que el Dr. Humberto De La Calle no levanta cabeza en las encuestas. Ni levantara.

Ahora, en cuanto a lo jurídico del esperpéntico » Acuerdo de Paz,» Dios nos tenga de su Santa mano! Como así que la Constitución Política de 1991, aprobada en la urnas por una gran mayoría de colombianos, ahora esta subordinada al Acuerdo de La Habana? Esa Constitución que fue nuestro gran anhelo democrático!  Ahora, por  birlibirloque meta-jurídico el dichoso Acuerdo quedo incorporado a la Norma de Normas, según sus exegetas, y  ese será el único instrumento idóneo para interpretar la Norma de Normas!

Ni hablar de ese otro Frankenstein, hijo bastardo del «Acuerdo de Paz,» que pretende establecer una justicia diferencial según el inculpado; la JEP, y con derecho al veto sobre  las decisiones de los demás órganos judiciales.  Tenemos pues, Corte Constitucional, Corte Suprema de Justicia, Consejo de Estado, Consejo Superior de la Judicatura, la Justicia Especial para la Paz (JEP) y  hablan de crear una Corte Electoral. Con tantas «Cortes,» también se dan los archi-famosos » Choques de trenes,» que paralizan y desprestigian a nuestra Justicia, bien maltrecha que anda. Los Estados Unidos desde tiempos inmemoriales (1789) funcionan muy bien con  solo 9 Magistrados en su Corte Suprema de Justicia. No existen más órganos judiciales de igual rango. No hay «Choques de trenes.»

Pensé alguna vez, equivocadamente según aprecio la nueva realidad, que los Tratados Internacionales se suscribían inter-partes de igual rango, o sea de Nación Soberana  con Nación Soberana, debidamente reconocidas  por la familia de Naciones Soberanas (ONU). Que en virtud de ello, una vez aprobados los tratados por el Congreso de La Republica se incorporaban a la Legislación Interna. Alguien por favor me aclara que fue lo que sucedió en La Habana? Si pactamos una Paz donde entregamos la Soberanía Nacional a la subversión, es mejor que busquemos asilo político en un país vecino. Ecuador, Perú, Brasil, Panamá?

Es comprensible que muchos, pero muchísimos colombianos quieren colocar el precitado Acuerdo dentro de un marco referencial realista y respetuoso en beneficio de aquellos compatriotas  que durante tanto tiempo fueron azotados por las FARC.

Preguntas:

1- Donde están todos los secuestrados, o sus cadáveres? Los que Veigas en TV tras alambrados  de púas en la selva?

2- Donde se encuentran todos los menores de edad que secuestraron y  obligaron a combatir en sus filas. Sus cadáveres, si están muertos?

3- Donde se guardan los $11.4 billones de dólares, fortuna de las FARC según la revista   The Economist, para indemnizar a las victimas de sus depredaciones? (Aunque algunos analistas plantean que realmente es difícil saber cuales son las fortunas de los grupos alzados en armas.) Pero ciertamente no son «pobres de solemnidad.»

Sabían ustedes que le ocurre a un colombiano del «monton» que comete un «Delito Famélico,» hurtando unos cubitos de Caldo Maggi, o Knorr, para darle un poquito de sabor al pasto que macheteo para la desabrida  changua  con que «almorzara»  su familia? Sufrirá una larga temporada en una cárcel infernal, y saldra de allí, convertido en un resentido y más avezado delincuente. En el gobierno de Juan Manuel Santos, todos somos colombianos del «montón!»

Conocen ustedes que le sucede a quien ha cometido cruentas masacres y delitos de Lesa Humanidad contra poblaciones campesinas inermes, y colocando bombas en Centros Comerciales a lo largo y ancho del territorio nacional por mas de medio siglo? Al guerrillero lo premiaran con toda suerte de ventajas económicas, políticas, sociales, académicas, etc. Le han preguntado a los trabajadores colombianos que piensan de tantas gabelas para unos despiadados asesinos, mientras a ellos se les aumenta la densidad de semanas y edad para lograr una pensión de un salario mínimo? O se les somete a nuestro despiadado Sistema de Salud?

Para terminar este enojoso relato les dejo la siguiente reflexión de Ayn Rand; novelista, filosofa, e ideóloga nacida en la Rusia Zarista, y sobreviviente  del asfixiante comunismo Soviético. En 1926 con  21 años se radico en los EE.UU. Durante su infancia y juventud, Ayn Rand  padeció el Marxismo-Leninismo en todo su estultificante rigor, pues a su padre le expropiaron lo poco que tenia y la familia sufrió grandes privaciones.

» No hay diferencia entre comunismo y socialismo, excepto en la manera de conseguir el mismo objetivo final: el comunismo propone esclavizar al hombre mediante la fuerza, el socialismo mediante el voto. Es la misma diferencia que hay entre asesinato y suicidio”. Ayn Rand. 

Este domingo, el futuro de Colombia esta en el filo de la navaja. Solo importan dos candidatos en esta contienda. Iván Duque y Gustavo Petro. Los demás son simples comodines de un establecimiento político inepto y corrupto, que durante más de medio siglo no fue capaz de derrotar a las FARC…Hasta que apareció Álvaro Uribe Vélez!