6 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

“Designación de Ceballos podría caerse”: representante estudiantil ante el Consejo Superior de la U de Caldas

18 de mayo de 2018
18 de mayo de 2018
Imagen EJE 21

«La decisión que tomó el Consejo Superior el miércoles si bien no es ilegal, es ilegítima», sostuvo este jueves el representante estudiantil en el Consejo Superior de la Universidad de Caldas, Juan Camilo Muñoz.

Expresó que el estatuto general actual da la posibilidad de que sea Alejandro Ceballos rector, pero que allí se origina la reflexión de que “hay que continuar por la lucha de condiciones democráticas para la elección de autoridades académicas”.

Manifestó que mientras la norma permita que los externos elijan quién puede ser rector de la Universidad,  «nunca la comunidad universitaria va a tener la oportunidad de definir quién debe gobernar al interior de la universidad y se van a seguir generando situaciones como esta (bloqueo del edificio administrativo) que yo considero lamentables, pero muy legítimas y muy dignas».

“Para qué elecciones y consultas si en últimas el Consejo Superior va a tomar la decisión que quiera”, añadió Muñoz, quien sostuvo que a la universidad le esperan días muy grises debido a que este año arrancó con un déficit presupuestal de $26.500 milllones y hoy hacen falta más de diez mil millones de pesos para el pago de personal administrativo y docente.

Declaró que el proceso de nombramiento generó una gran indignación en la Universidad de Caldas y una protesta en la medida en que quien queda designado rector es la persona cuenta con menos legitimidad por parte de la comunidad universitaria.

En efecto, Andrés Felipe Betancourt fue el candidato con más apoyo de los tres estamentos con 2.500 votos; Gabriel Gallego Montes fue el segundo más votado y obtuvo 2.400 votos, es decir  sacó una altísima votación y Alejandro Ceballos, que se estaba debatiendo en tribunales si podía ser candidato o no, sacó menos de 800 votos.

Edificio administrativo bloqueado por estudiantes de la Universidad de Caldas.

Muñoz responsabilizó en parte de este proceso a la ministra de educación, Yaneth Giha Tovar, “quien por primera vez viene a sesionar y a presidir la sesión del Consejo Superior que  de esta manera designó rector orquestando dentro de sus vínculos y sus amistades los votos de la política regional, contando con igualmente “la Gobernación de Cambio Radical y el señor Germán Vargas Lleras”.

Destacó  su voto  por uno de los candidatos más sufragados, Andrés Felipe Betancourt, acatando la decisión de la comunidad universitaria y el de  la representación profesoral y de las comunidades académicas  que respaldó a Gabriel Gallego Montes.

“Alejandro Ceballos que no fue legitimado por la comunidad universitaria, resultó legitimado por las personas externas de la Universidad que hacen parte del Consejo Superior y hablo del ministerio, del delegado de la presidencia, el delegado de la gobernación de Caldas, hablo de los demás integrantes que ya no hacen parte de la comunidad universitaria. Están negándoles a los estudiantes, profesores y egresados la autonomía para tomar las decisiones propias como debería ser la designación del rector de la Universidad de Caldas”, añadió.

El  proceso, desde que comenzó, arrancó de forma irregular con la citación porque la convocatoria a la sesión se da con un término menor a 40 horas, un lunes festivo, a las 11:30 de la noche que estaba llegando la citación del Consejo Superior para realizar la reunión el miércoles. También es irregular porque se realiza un día antes de las elecciones estamentarias, es decir de estudiantes y profesores, agregó Muñoz.

“Y decimos que esto es irregular por qué?”

“Porque estaban programadas para que se realizaran el jueves de la semana pasada, no hicieron lo que tenían que hacer y se aplazó una semana (el jueves de la semana de ayer 17 de mayo) para que la lupa o el lente de los estamentos universitarios no estuviera depositados en una dinámica diferente, es decir no estuvieran pensando en el proceso de designación de rector”, anotó.

Para Muñoz “ en todo esto lo que se ve es una marcada política por profundizar un modelo económico que no le sirve al país y lo que busca es privatizar la educación y hacerla un negocio”.

Entre sus expectativas en el corto plazo está la segunda instancia en la que podría caerse la designación de Ceballos como rector y lleve a la Universidad de Caldas a un nuevo proceso de designación en la terna.