6 de julio de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Amnistía Internacional acusó al Ejército nigeriano de violar a niñas rescatadas de Boko Haram

24 de mayo de 2018
24 de mayo de 2018

Miles de mujeres y niñas nigerianas que han sobrevivido a la «dominación brutal» del grupo armado Boko Haram han sido sometidas después a abusos por las fuerzas de seguridad que dicen estar rescatándolas, denunció Amnistía Internacional (AI) en un nuevo informe.

Crédito: Amnistía Internacional| RPP Noticias

Titulado Nos han traicionado, el documento acusa al ejército nigeriano y a la Fuerza Especial Conjunta Civil, milicia que colabora con él, de separar a mujeres de sus esposos y confinarlas en remotos «campos satélite» donde las han violado, a veces a cambio de comida.

AI dice haber recopilado datos que prueban que miles de personas han muerto de inanición en los campos de acogida de Borno, estado del nordeste de Nigeria, desde 2015, agrega la organización no gubernamental.

«Es estremecedor que personas que han padecido tanto con Boko Haram hayan sido condenadas a sufrir además terribles abusos a manos del ejército nigeriano», afirma Osai Ojigho, directora de AI en Nigeria, según un comunicado de prensa.

«En vez de recibir protección de las autoridades, las mujeres y las niñas han sido obligadas a someterse a la violación para no morir de hambre», añade.

Según AI, en algunos casos, los abusos parecen ser parte de una campaña de persecución de toda persona que parezca tener algo que ver con Boko Haram.

AI dice que su informe es el resultado de una investigación para la que se realizaron más de 250 entrevistas y que abarca los campos satélites establecidos por el ejército en siete localidades del estado de Borno, entre ellas Bama, Banki, Rann y Dikwa. Contiene también entrevistas con 48 mujeres y niñas que estuvieron detenidas y un examen de vídeos, fotografías e imágenes de satélite.

EL DATO: Las mujeres afirman haber sido golpeadas y llamadas «esposas de Boko Haram» por los agentes de los servicios de seguridad al denunciar el trato que habían recibido, según la ONG.

(EFE)