24 de octubre de 2018

Nanopartículas de plata eliminan bacteria E. coli

12 de abril de 2018
12 de abril de 2018

Manizales, 12 de abril de 2014. Cuando las nanopartículas se pegan a la pared celular de esta bacteria, que vive en el intestino de los seres humanos y puede causar diarrea, altera su respiración y literalmente la asfixia.

La muerte de E. coli se produce en mínimo 5 minutos y máximo 2,5 horas después de entrar en contacto con las nanopartículas de plata (Ag), ya que esta actúa como reactivo y oxidante, y además impide que la bacteria se reproduzca porque altera todas sus funciones.

Así lo explicó Juan Sebastián Peláez Garzón, estudiante de Ingeniería Física de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Manizales, quien aseguró que después del contacto no es posible que se desarrolle una cepa o bacteria resistente a las partículas de plata, es decir que no habrá descendencia.

Para llegar a estos resultados, el investigador trabajó en el Laboratorio de Propiedades Ópticas de los Materiales (POM) que dirige el profesor Carlos Vargas Hernández, donde se sintetizaron partículas de plata para obtener nanopartículas con tendencia esférica y tamaños muy pequeños.

Procedimiento

El método usado por el estudiante para la síntesis consistió en reducir una sal de plata, en este caso el nitrato de plata, en una plancha de agitación y a una temperatura mayor a 80 °C. Para optimizar el proceso el volumen de la muestra fue mayor a 100 mililitros.

Así mismo, la velocidad de agitación fue elevada a más de 300 revoluciones por minuto (rpm) para mantener homogénea la muestra durante el procedimiento.

“Esto permite liberar de forma controlada los iones metálicos que hacen que la plata interactúe con las paredes, organelos (estructura contenida en citoplasma de la célula) y ácidos nucleicos de la bacteria”, indicó el estudiante.

Agregó que la importancia de las nanopartículas de plata está en la resonancia del plasmón superficial, un fenómeno en el que todos los electrones situados en su superficie oscilan armoniosamente, lo cual permite que se convierta en un conductor y que además sea el recubrimiento ideal para evitar, por ejemplo, los gérmenes en hospitales.

Posibles aplicaciones

El estudiante Peláez Garzón manifestó que en la U.N. Sede Manizales estudian la posible aplicabilidad de la investigación a corto plazo. La primera idea consiste en gelificar la plata dando lugar a la formación de una capa residual rica que evitaría la proliferación de bacterias en elementos que se encuentren en contacto directo con el ser humano como barras, pomos y manijas, y en contacto indirecto como paredes, suelo, baldes y basureros.

La segunda opción es utilizar las partículas para crear materiales inteligentes, como filtros de aire, que además puedan desinfectarlos, o telas capaces de mantenerse estériles aún en condiciones adversas.

“De otro lado, la posibilidad de combinar partículas de plata con los antibióticos presentes en el mercado abre las puertas a una nueva era de lucha contra las cepas bacterianas superrresistentes que han aparecido en los últimos años a causa del mal uso de los antibióticos tradicionales”, indicó el investigador.

Se busca que los prototipos puedan ser patentados ante la Superintendencia de Industria y Comercio.