9 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Ex alcaldesa de Neira Cristina Otálvaro enviada a la cárcel

26 de abril de 2018
26 de abril de 2018

Manizales. El Juzgado 3° Penal del Circuito de Manizales respaldó el material probatorio de la Fiscalía y condenó a la exalcaldesa de Neira (Caldas), Cristina Otálvaro Idárraga, por el delito de celebración de contratos sin cumplimiento de requisitos legales e interés indebido en la celebración de contratos.

cristina otalvaro

La Fiscalía demostró que en marzo de 2013, época en la que la hoy sentenciada ejercía como alcaldesa, se presentaron irregularidades en la adjudicación del contrato 002-2013, cuyo objeto era la construcción de un box coulvert (pieza en concreto usada para conectar un canal de aguas lluvias) en la vereda Cuba, en Neira (Caldas).

Se conoció que en la audiencia también quedaron detenidos, la asesor jurídico Adriana María García García,  y el interventor del contrato Manuel Andrés Guarín Arias.

La ex alcaldesa era investigada por hechos ocurridos el 1 de marzo del año 2013, época en que ejercía funciones como alcaldesa, cuando aparentemente se presentaron irregularidades en la suscripción del contrato  002-2013, cuyo objeto era la construcción de un box coulvert, un canal en construido en concreto, en la vereda Cuba de Neira.

Por estos hechos, también fueron condenados Adriana María García García, exsecretaria jurídica del municipio, y Manuel Andrés Guarín Arias, exsecretario de infraestructura.

Es de recordar que la ex alcaldesa fungió su período en el 2012-2015. Entre los hechos que fueron investigados figura un decreto declaró la urgencia manifiesta en el municipio de Neira, Caldas. La Unidad de Gestión del Riesgo Nacional, le asignó recursos.

Para el 4 de marzo del 2014, celebró el contrato de obra por un valor de 1.869.157 millones de pesos que se ejecutó, sin cumplir requisitos exigidos por ley. Ese contrato se suscribió tres meses después de declarar urgencia. Argumentó que haría un proceso licitatorio.

“Sin duda alguna, un contrato de obra por un valor aproximado a los dos mil millones de pesos, en un municipio de sexta categoría como lo es Neira, ameritaría adelantar un licitación pública”, documenta la sentencia.