23 de octubre de 2018

Deforestación y urbanizadores piratas, amenazan el Ecoparque los Alcázares

24 de abril de 2018
24 de abril de 2018

Manizales, 24 de abril de 2018. A raíz de denuncias de la comunidad, el equipo de Manizales En Común, en acompañamiento de Corpocaldas y la Policía Nacional, verificó la tala de múltiples especies de árboles en área cercana al Ecoparque de Alcázares, la cual está siendo ejecutada al parecer por una persona que está vendiendo predios en la zona.

Tras consultar en el Geoportal de la Alcaldía de Manizales y con la asesoría de personal de Corpocaldas, se constató que el área talada está dentro del Ecoparque Alcázares y que los predios que un ciudadano ha demarcado como “propiedad privada”, al parecer para su venta, son propiedad del Ministerio de Vivienda y de particulares, que ya han tomado acciones judiciales al respecto.

Ante estos hechos, Manizales En Común le solicitó a la Secretaría de Gobierno y a la Personería una visita a la zona, actividad que se realizó el pasado 21 de abril y en la cual fueron verificadas las denuncias de los vecinos del sector.

El Ecoparque de Alcázares es un área de interés ambiental de importancia para la ciudad, toda vez que hace parte de la Estructura Ecológica de Soporte, cuenta con una gran variedad de árboles como urapanes, yarumos, sauces, dragos, camargos, guaduas, eucaliptos, entre otros, y posee más de 140 especies de aves de 34 familias, entre las que se encuentran tángaras, batarás, carpinteros, gorriones, toches, barranqueros y guatines.

Debido a esta situación, Manizales En Común le solicita a las entidades pertinentes que se ejecuten acciones para frenar inmediatamente la deforestación dentro del Ecoparque de Alcázares. Asimismo urge a las instituciones municipales para que se realice una visita a la zona para redelimitar los linderos del Ecoparque y urge al municipio para que se realice una amplia campaña de divulgación al respecto ya que sus límites no son conocidos por la comunidad ni por los funcionarios a cargo, situación que dificulta la apropiación social y las denuncias cuando existan transgresiones en esta área. Por último, la organización le solicita al municipio que ejerza control efectivo sobre los predios públicos, a fin de que no sean ocupados por extraños ni se utilicen para engañar a los ciudadanos mediante ventas irregulares de lotes.