23 de abril de 2019
Aguas de Manizales - Abril 2019

Doce años sin Rocío

25 de marzo de 2018
25 de marzo de 2018

Por Guillermo Romero Salamanca

Estuvo varias veces en Colombia y una de ellas en el Reinado Nacional de Belleza, cuando el certamen paralizaba en noviembre al país y doña Teresa Pizarro de Angulo era la ley de le belleza en nuestro país.

Hacía poco que RCN Televisión habría comprado los derechos para la transmisión de evento de belleza. El productor de televisión era Jorge Valencia Rosas y el presidente del canal, Samuel Duque.

Su ensayo en el Centro de Convenciones fue más emocionante que la presentación esa noche de sus canciones. Rocío dominaba el escenario, daba indicaciones acá y allá y la gente la aplaudía a rabia porque acaba de grabar un nuevo disco con Juan Gabriel. Los dos conformaban la pareja de mayor éxito musical en todos los tiempos de la balada. Ganaron todo: discos de oro, platino, uranio, titano…No sabían qué otros títulos inventar por parte de los empresarios, entre ellos el “zorro” Armín Torres en Colombia.

Su presentación en Cartagena fue inolvidable y luego en Medellín, Cali y Bogotá le brindaron innumerables aplausos.

María de los Ángeles de las Heras Ortiz, la “reina de la balada” y la  «reina de las rancheras», nació en Madrid el 4 de octubre de 1944, comenzó su carrera artística participando en diversos festivales y concursos radiales de canto, apoyada por su abuelo paterno.

Su primera presentación en televisión la hizo cuando tenía 15 años de edad. El cazatalentos Luis Sanz, estaba cerca del canal cuando la vio y quedó impactado al escucharla y pronosticar que sería una gran figura. Le pidió a su familia que fuera puesta al cuidado de profesores particulares para terminar sus estudios de secundaria e iniciar los de canto, baile y actuación.

Después se hizo amiga de Rocío Jurado y del maestro Raphael. Luis Sanz determinó que no se podía llamar más como María de los Ángeles de las Heras Ortiz, sino como Rocío Durcal.

Comenzó su carrera como actriz de cine con la película Canción de Juventud. Las canciones que interpretó sirvieron para realizar su primer álbum titulado Las Películas de Rocío Dúrcal.

En 1965 conoció al actor y cantante Antonio Morales, “Junior” y en 1969, después de años de amistad y 9 meses de noviazgo, determinaron contraer matrimonio y se convirtió en uno de los acontecimientos más grandes para las revistas del corazón. Al año siguiente nació su primera hija y por lo tanto, se retira de los escenarios, luego nacería Antonio Fernando y posteriormente Shaila.

Un día determina cantar y habla con Camilo Sesto, quien le aprueba la idea y le entrega la canción “Una vez más”. Cuando adelantaba la promoción en México, conoce a Juan Gabriel y graban “Rocío le canta a Juan Gabriel”. Fue todo un hit y su amistad se acrecienta por varios años, nuevas canciones y nuevos éxitos.

Incluso grabó canciones que hasta el momento no se han dado a conocer. Está en los archivos de la empresa RCA. Por problemas de Juan Gabriel con la disquera, se paralizó la producción que ya completaba una docena de grabaciones con “el divo” y entonces determina grabar canciones rancheras con Marco Antonio Solís y con “Como tú mujer” retorna al sitial de los éxitos.

En 1998 volvió a la actuación con el apoyo de su descubridor y realiza la serie “Los negocios de mamá”.

Roció se convirtió en la estrella de la canción de Hispanoamérica. Fueron millones de discos los que vendió, innumerables los premios y se calculaba que en los noventa, cada 30 segundos sonada al menos una de sus canciones en América Latina.

En el 2000 hizo sus más grandes actuaciones en México donde fueron apoteósicas sus presentaciones y en el 2001 le detectaron cáncer, contribuyó con sus canciones y donaciones para la fundación de cáncer de mama y a los pocos días debió cancelar los contratos que tenía para sus actuaciones.

Después de varios tratamientos y de sesiones de quimioterapia, el 25 de marzo del 2006, a los 61 años fallecía en su casa en Madrid, al lado de su familia. El mundo de la canción se puso de luto y en todas las estaciones radiales le hicieron un merecido homenaje, con algunos de sus más de 350 éxitos.

Sus cenizas fueron distribuidas entre España y en Médico, donde reposan en la Basílica de Guadalupe, donde años atrás le había cantado a la guadalupana.