15 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Para recordar a la hermosa voz de Lucho Ramirez

25 de febrero de 2018
25 de febrero de 2018

Señaló una época muy importante en la canción colombiana cuando en 1956 en el Festival Nacional de la Canción en Villavicencio, consiguió el primer puesto cantando “Muchacha de risa loca” de José Macías, uno de los bambucos más bellos que ha tenido nuestra canción e impuso un bolero mexicano que todavía se mantiene vigente “Presentimiento”…(Pedro Mata – Emilio Pacheco)

“Yo quiero vidita mía…

 cantarle a tus ojos bellos,

 porque en mi vida son ellos

 amor y melancolía…”

“Sin saber que existías te deseaba
y antes de conocerte te adiviné.
llegaste en el momento que te deseaba
no hubo sorpresa alguna cuando te hallé…”

Lucho nació en el corregimiento de El Llanito (hoy Departamento del Valle) el 21 de febrero de 1931. Su nombre completo era Luis Alberto Ramírez Quijano. Desde muy pequeño vivió en la ciudad de Cali y algún tiempo en la localidad de Dagua. Comenzó su vida como cantante en la Radio Libertador de Cali, en programas de aficionados y ganó varios concursos. Interpretaba el repertorio del Dr. Ortiz Tirado, siendo su canción preferida “Reina Mora”. Las primeras canciones colombianas las interpretó en la Voz de Cali, en el programa Rapsodia Colombiana.

Buscando la forma de grabar, se presentó a la casa disquera Silver. Lucho Bermúdez que era entonces su Director Artístico, no lo aceptó, aduciendo que su voz no era comercial. Tremenda equivocación tuvo Lucho. Luego se presentó a Sonolux, y como ya lo habían conocido en una Feria de Manizales, lo vincularon inmediatamente a su elenco artístico.

La primera canción que grabó fue el pasillo de Carlos Vieco: “Sed”, y en el reverso el bambuco “Reproche” pero nada pasó. Hernán Restrepo Duque, entonces Director Artístico de Sonolux, dándose cuenta de que su voz se prestaba mucho para cantar el repertorio de Guty Cárdenas le escogió varios temas, como “A qué negar”, “Flor”, “Quisiera” y “Presentimiento”, canción que tuvo por los años 1957-58 enorme popularidad y sigue teniendo un éxito extraordinario. Luego grabó “Cuando tú me quieras”, “Si no eras para mí”, “Beso vagabundo”, “Aquel”, “Cuando ya no me quieras”, “Por el viejo camino”, “Escríbeme”,  son boleros que lo identifican plenamente.

Y vinieron también las grabaciones de música colombiana: “Muchacha de risa loca”, fue otro de sus HITS con mayúsculas, respaldado por el Trío Carabell. Sin embargo el autor del bambuco, José Macías manifestó, cuando le escuchó por primera vez su canción, que se la había “destrozado”. Cuando Lucho se ganó el Festival de la Canción Colombiana con este tema y Macías obtuvo el primer puesto como compositor del bambuco, le envió dos más para que se los “destrozara”: “Bonita” y “Tormentos”. Y le destrozó otros: “Las moras”, “Princesa Imperial”, “Ofrenda de amor”, “Copito de yerbabuena”, “Ojos miradme” y “Alma y vida”.

Lucho se convirtió en uno de los cantantes más populares del momento. Dejó su profesión, la prótesis dental y se dedicó por completo a la vida artística. En 1960 se trasladó a Medellín y comenzó sus actuaciones en la radio, alternando con Jairo Villa y Alberto Osorio. Realizó su primera gira al exterior, a la ciudad de México, en donde grabó un L.P. que no tuvo ninguna trascendencia. También actuó en Argentina, Perú, Panamá, Costa Rica y en varias ocasiones estuvo en Estados Unidos. Desafortunadamente por su vida bohemia, Lucho no cuidó ese tesoro de su voz y sus condiciones vocales disminuyeron notablemente en unos pocos años.

Grabó 27 L.P. y muchas canciones más quedaron en discos de 78 rpm: 470 en total. Lamentablemente vivió muchos problemas económicos en sus últimos años y falleció en Cali el 15 de octubre del 2004. Pero su voz se mantiene vigente en la memoria de muchos colombianos.

Fotografía y datos biográficos del libro de “La Canción Colombiana y su historia” y de “Cien años de Boleros” de Jaime Rico Salazar.