6 de julio de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Los muros no dejan ver (1).

25 de febrero de 2018
Por Elkin Mesa
Por Elkin Mesa
25 de febrero de 2018

Elin Mesa

elkinLos Muros no dejan ver, no dejan saber de lo que se hace más allá de donde han sido levantados, qué se   hace allá, en la otra orilla, donde puede hablar un fiscal con aquel que lo puso en el cargo para  utilizarlo como estafeta bien remunerado, con posibilidades de también obtener ingresos abultados  desde otras fuentes, no es fácil conseguir  información acerca de  jugadas políticas  que tienen como objetivo trastornar  las actividades quienes en la decencia están en la competencia por el poder.

En medio de la confusión creada por la desinformación, lo único posible es sospechar  respecto de imaginables. Que estos mercados baratos no son de una familia sino que unos cuatro de sus integrantes sirvieron de testaferros de un grupo armado, o de un movimiento tal por cual. Todo cabe en la cabeza, hasta que tres trabajan para el grupo mientras el otro las hace de disidente al servicio de un ex presidente.

Nada cierto se conoce respecto de los Mercados Cundi o que con otros nombres que se presentan como pertenecientes a una familia Mora Urrea. El balance más creíble de todo lo acontecido o que vendrá contra esos negocios es que ahora, estando cerrados, las gentes humildes de las zonas donde funcionaban dicen que les han quitado los supermercados que le vendían barato la comida. El balance, pues, es positivo para  las Farc que en esos lugares pueden tener resonancia en votos.

Los Muros No Dejan Ver  tampoco ni la sombra de quien pudiera ser el autor-inspirador de cambiar el peso de la moneda colombiana, quintándole tres dígitos a un billete dizque para así acaba con el poder de tienen guardado en papeles encaletados  los llamados ilegales,  propuesta  que desnuda al   buscador de vitrina como portador en su cabeza de una inteligencia incapacitada para ir más allá de la cabezota que tiene  Nicolás Maduro en Venezuela, donde esa jugada apenas sirvió para trastornar la economía, como sucedería aquí cuando para defenderse de tal  estupidez se sepa de centenares de cambios de  dueños de propiedades o de millonarias compras de dólares a los cuales la Fiscalía no les puede quitar ni un cero. Dólares que irían a los mismos lugares señalados como caletas.

Los Muros No Dejan Ver que el Fiscal puede de verdad estar enfermo de la cabeza, tanto como el autor intelectual que podría ser su patrón Vargas Lleras.