Daniel Chalarca Giraldo y Jonathan Steven Cardona Reyes, ambos de 20 años de edad, cumplían sanciones por diferentes delitos y, según la Fiscalía, la noche de los hechos habrían participado en el ataque con arma cortopunzante que cobró la vida del adolescente.

Ante un juez con funciones de control de garantías de Pereira, un fiscal seccional del Grupo de Vida imputó el delito de homicidio con circunstancias de agravación, por el estado de indefensión en el que pusieron a la víctima y la sevicia con la que cometieron el crimen.

Por estos hechos también fueron imputados dos menores de edad, quienes  aceptaron los cargos; mientras que Chalarca Giraldo y Cardona Reyes rechazaron responsabilidad alguna.

En poder de la Fiscalía hay elementos de prueba y suficiente evidencia física para inferir razonablemente la culpabilidad de los jóvenes que, en medio de la ingesta de licor, habrían agredido al menor de edad sin razón aparente.