1 de julio de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El Estado está en manos de ladrones: Iván Marulanda

6 de febrero de 2018
6 de febrero de 2018

-Hay que quitárselo a los corruptos
-Colombia vive un caos moral
-Santos es un Presidente desgastado
-Estamos atrapados en una conducta corrupta en Risaralda
-Merecemos unos dirigentes sanos
-Impulso a liderazgos jóvenes

POR ÁLVARO RODRÍGUEZ HERNÁNDEZ

Iván Marulanda Gómez vuelve a mover el panorama político de Risaralda, muchos años después – de sorprender a muy corta edad – de ser alcalde de su natural Pereira. “Palillo”. Lo reconocen como “Palillo” – por su contextura delgada – en la militancia liberal de entonces.  Está en el redondel político: aspira al senado y es el dos en la lista que lidera Antanas Mockus.

Marulanda tiene una rara ventaja: no está conforme con nada que le huela a chueco. Además, tiene hoja de vida al que le agrega su inteligencia natural. Cercano a Fajardo, el candidato Presidencial. Es el segundo en la lista Verde, después de Antanas Mockus que vuelve y se lanza como Iván ,a la terrible, a la pantanosa, arena política.

De regreso, sí, a su natal Pereira.

Casi 34 millones de potenciales sufragantes para el Senado de Colombia. De los cuales a duras penas votan menos de la mitad por el abstencionismo mayor. Es una desgracia que se pierdan, entre votos no marcados y nulos, más de 2 millones de sufragios.

“Contento otra vez de estar agitando ideas y promoviendo el cambio en este país y el desarrollo de la región, de mi tierra, del eje cafetero que tanto quiero y está todo mi pasado, mi familia y dónde está mi corazón”, entra el doctor Iván.

Sobre su cercanía con Sergio Fajardo, hace una aproximación:

“Digamos que sí. Es un hombre serio, trabajador obsesivo, culto, matemático, doctor en Matemáticas, profesor universitario. Una persona inquieta  en el estudio de los problemas colombianos, disciplinado y muy duro: con él se acabó esta jugarreta de la corrupción,  la politiquería. Es un hombre muy estricto, dedicado a su trabajo, responsable y muy cumplidor del deber”, acusa.

COMPRA DE VOTOS

-¿Explique eso de estar en la calle, con la imagen muchos de los políticos nuestros, en la calle y sin comprar un voto, un líder?

-Toda la vida, reafirma, he sido toda la vida así y no voy a cambiar nunca.  Ha eso he dedicado toda la vida. Que la vida sea un debate de la inteligencia, de la razón, en el estudio, en el conocimiento, en el actuar éticamente, de manera honrada, y profesional. No me voy a mover de allí nunca.

-¿Si ud advierte que no compra votos, doctor Iván, es por qué alguien si lo está haciendo?

-La política en Colombia es una corrupción espantosa. Eso lo estamos viendo con el desfile de senadores, jueces, magistrados, fiscales, alcaldes, gobernadores a la cárcel. Esto no tiene  otra explicación que el Estado colombiano está en manos de ladrones.

-Y , ¿esos ladrones dónde deben estar hoy? Pagando casa por Cárcel, dónde?

Deben  estar en la cárcel y este país que es un país de enormes posibilidades, de gente extraordinaria, de una geografía extraordinaria, riqueza extraordinaria, de historia de trabajo  merece una dirigencia respetable, trabajadora, disciplinada y eso es lo que promovemos en el país con Sergio Fajardo. Ahora que  estoy en la Coalición Colombia, de dos, es mi trabajo: apoyar a Sergio y quitarle el poder y el Estado a los corruptos y entregárselo a la gente de bien y trabajadora de este país.

-Como lo advirtió Viviane Morales, Colombia está viviendo un estado de emergencia moral?

-Así es. Se llegó a un estado de degradación de la conducta de los dirigentes inimaginable. Eso de ver magistrados, de las altas Cortes en la cárcel, ministros, ex gobernadores, ex ministros, no nos dice una cosa distinta que estamos en manos de un caos moral, de una degradación total del sentido del poder, del sentido de la autoridad, del servicio público y que a esto hay que darle un vuelco total y eso es lo que estamos proponiendo con la Coalición Colombia y en mi caso, como te decía en mi lista, con la lista Verde.

LOS CÁRTELES VIVOS

-El concejal del POLO, Carlos Alfredo Croswhaite, asegura que en Risaralda los “carteles están vivos”. ¿Conoce algo?

-El tema de la criminalidad cogió un fuerte impulso desde la muerte de Luis Carlos Galán. Fui su compañero, senador, cuando él estaba en el Congreso. El avance de las mafias ha sido fenomenal y ahora la solución de este problema tiene que venir entregándole el poder a gente sana, que es – repito – a personas que tengan hojas de vida a la vista de todo mundo. A Colombia hay que desarrollarlo. Ponerlo a trabajar, promover sectores como el turístico, el industrial, el agropecuario, que la gente tenga empleo para no terminar en esta degradación social en que estamos y que para los jóvenes colombianos, el único camino es coger un arma y meterse a la delincuencia, a la criminalidad por falta de oportunidades de estudio, empleo. Eso es lo que tenemos que romper en el próximo gobierno.

LA PAZ SE LE ABONA A SANTOS

-¿8 años del gobierno Santos?

-Santos es un Presidente desgastado, con muy poco aliento para gobernar, orientar este país. Es poco lo que pueda hacer, está jugado. Hizo un proceso de paz que respeto  en la medida que nos condujo al  desarme y a la integración de la Farc, a la vida civil. Eso es un paso extraordinario en la historia contemporánea que hay que abonárselo al Presidente Santos.

BUENA DIRIGENCIA

-3 razones para creer en Risaralda con su  senado, doctor Iván:

-Tengo mucha fe en mi tierra y en mi gente. Porque mostramos lo que hemos hecho: generaciones de gente trabajadora y podemos decir que con todos los paisanos tenemos a la ciudad y al departamento para mostrar como una realización económica, cultural, social, muy importante. Somos una región extraordinaria, muy importante en América Latina. Poderosos en el contexto descrito. Hay que darle una buena dirigencia, acabar con la politioquería, con la corrupción en la política y darle unos dirigentes sanos, preparados, comprometidos para cambiar el rumbo actual de las cosas. Estamos atrapados en una conducta corrupta en Risaralda. Esta es una cultura poderosa, una gente extraordinaria, creativa, creadora, con el sentido de la libertad, democracia. Adoro a Risaralda y a mi gente. Creo en el porvenior  y por eso estoy metido por Risaralda, por Pereira, en este mundo en el que nos estamos moviendo y llevar a Fajardo a la Presidencia. Creo en mi tierra y por eso estoy en la lucha para retomar los caminos de la dignidad social.

-¿Está atascada Risaralda?

-Tenemos una juventud extraordinaria. Voy a las universidades, a reunión con los compañeros y veo una juventud  ganosa, culta, que quiere intervenir en la construcción  de la sociedad, del liderazgo de nuestra región, y yo lo que pretendo es impulsar a esa juventud que tiene esas condiciones para escribir un nuevo capítulo de progreso en Risaralda y Pereira y sacar adelante esas potencias y promesas  que hay en esa juventud. Creo en ellas.

Estoy seguro que van  a tomar las riendas de la región y que vamos a tener un porvenir brillante y esa es mi tarea como senador, impulsarlas.