28 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Fue decisión del Gobierno pedir el archivo de la reforma política

1 de diciembre de 2017
1 de diciembre de 2017

Senadores reaccionan al archivo de la reforma política

La coalición entre partidos y la ley de trasfuguismo aceleraron el hundimiento del proyecto.

Bogotá, 01 de diciembre de 2017.- Frente al hecho del hundimiento de la reforma política  en el Senado de la República, el presidente Efraín Cepeda salvó la responsabilidad de la corporación al aclarar que fue decisión del Gobierno pedir el archivo de la iniciativa.

Según Cepeda Sarabia “Que se haya hundido la reforma política no es responsabilidad del Senado, al Gobierno, que es el autor, no le gustó como venía esta iniciativa desde la Cámara de Representantes y le quitó su respaldo, al tomar esa decisión inmediatamente se solicitó su archivo, pues no había posibilidades de conciliación porque la Cámara levantó la sesión y no convocó para hoy 30 de noviembre, último día de fast track, de manera que allí no hay responsabilidad del Senado”, sostuvo el presidente.

Por otra parte el senador Iván Cepeda, del Polo Democrático, asevero, “el hundimiento de este proyecto de ley  plantea el gran desafío de hacer una verdadera reforma política, que realmente transforme el procedimiento electoral, el método de participación, al igual todas las instancias del sistema político colombiano que lo convierta en democrático, transparente, que erradique la corrupción, el tráfico de intereses y la manera en cómo se chantajea un poder público a otro, ese es el desafío que tenemos hoy. Yo creo que en buena hora vamos a poder plantear ese gran debate nacional”.

Entre tanto el Senador Jaime Amín, expreso, que el Centro Democrático “celebra que esta reforma política se haya hundido” y aseguró que de darse el proyecto, el país estaría expuesto a “políticas turbias” como el hecho de elevar un 30 por ciento el tope de gastos en las campañas electorales, generando más fisuras a la democracia colombiana.

El congresista del partido Opción Ciudadana Mauricio Aguilar, afirmó, que la decisión tomada por el senado fue acertada e importante, “el hecho de pretender cambiar las reglas del juego en la época preelectoral no era la solución más viable, en lo que verdaderamente se debe trabajar es en el fortalecimiento institucional y de la democracia de nuestro país que más causa desconfianza en los ciudadanos”.

El senador  Manuel Guillermo Mora, militante del partido de la U, manifestó, “lo que se busca es fortalecer y consolidar la unión de los partidos, a tan solo 15 días de inscripciones al senado cambiar las reglas de juego no fue acertado, la decisión tomada por el legislativo no fue clara en torno al proyecto, la verdadera  reforma  se hace  con acciones, con trabajo permanente en los municipios que fortalezcan la democracia.”

Para la bancada de la Alianza Verde, el hundimiento de la Reforma Política es pertinente, pues según expresó el senador Jorge Iván Ospina, el proyecto se había convertido en una sumatoria de muchos intereses políticos, “era una colcha de retazos, aspectos como el transfuguismo le hacen daño a la democracia, el país necesita unos partidos sólidos con doctrina”, aseguró Ospina.

En el mismo sentido, se refirió el senador Jorge Prieto, de esta colectividad, quien afirmó que es necesaria una reforma, pero no la que se pretendía aprobar. “Con todas las enmiendas hechas el proyecto no corresponde a lo acordado en La Habana, es mejor tramitarlo por vía ordinaria el próximo año”, dijo.

“No era una reforma de fondo, por lo tanto no iba a ser beneficiosa para la democracia del país y si tenemos en cuenta que no había tiempo de una reglamentación, podemos concluir su inconveniencia, tanto que el mismo gobierno entendió que la ponencia no salió bien de Cámara y no cumplía con las expectativas de una reforma política” asevero la senadora Olga Lucía Suárez partido Conservador.

El senador liberal, Lidio García, se pronunció sobre el hundimiento de la Reforma Política  argumentó,  que nueve (9) de los (17) legisladores liberales, tomaron la decisión de no aprobar el proyecto si no se le hacían algunas modificaciones como la coalición entre partidos, la ley de trasfuguismo y los tiempos de la reforma,  este último gracias a la jugada maestra del partido cambio radical al  cancelar la sesión agotando los tiempos del fast track.

Finalmente, a juicio de la senadora Rosmery Martínez  del partido Cambio Radical “no se pueden hacer reformas políticas electorales coyunturales a tan solo 8 meses de la apertura de un nuevo gobierno. No podemos permitir que se incluyan más micos como usualmente se hace en el legislativo, tampoco favorecía a la mujer, no era una reforma perfecta, era coyuntural”.

Así se cierra un capítulo más de un fallido intento del gobierno de querer reformar la política en Colombia.