17 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Un gesto de nobleza

20 de noviembre de 2017

mario de la calleAsí fue calificada la invitación que formuló Mario De la Calle Lombana a través de EJE 21, el domingo, a votar por su hermano Humberto, sin mencionarlo, en una columna de exquisita facturación periodística.

«Hoy voy a salir temprano a votar en la consulta liberal. Nadie dudará sobre el candidato que apoyaré con mi voto. Por razones familiares, por supuesto. Pero también por convicción ideológica y filosófica y por considerarlo la mejor opción para este país. Para reconocer lo cual, no se requiere ser liberal. Basta con ser inteligente», escribió en este diario digital.

De la Calle encabezó la nota contando que, «hace muchos años, cuando había cumplido apenas los 7 de edad, mi padre, un Liberal de los de entonces, así con mayúscula, tuvo que salir huyendo con su familia de Manzanares, el pueblo donde nacimos y vivíamos, porque los conservadores lo iban a matar. Así fuimos a dar a Pereira, primero, y después, para fortuna de mi infancia y primera juventud, a mi querida Manizales».

La Columna:

¡Acompáñenme!

Mario De la Calle Lombana

Hace muchos años, cuando había cumplido apenas los 7 de edad, mi padre, un Liberal de los de entonces, así con mayúscula, tuvo que salir huyendo con su familia de Manzanares, el pueblo donde nacimos y vivíamos, porque los conservadores lo iban a matar. Así fuimos a dar a Pereira, primero, y después, para fortuna de mi infancia y primera juventud, a mi querida Manizales.

Siguiendo la herencia que nos dejó mi padre, consistente no en billetes ni en tierras, sino en honestidad, decencia y buenas costumbres y en acendrados principios de libertad, igualdad y fraternidad, mi hermano y yo fuimos siempre una familia liberal −liberal por ideología y convicción−, pero sin fanatismos. Estos son tiempos de perdón. De hecho, muchos de mis mejores amigos son conservadores. Y otros, del Centro Democrático. El desplazamiento que sufrimos no ha generado odios ni deseos de venganza. Era una guerra, y esos son los principios de la guerra. Ya pasó, y ahora es el futuro.

Al tiempo con la terminación de mis estudios universitarios, fui Concejal de Manizales y Secretario de Educación de Caldas, en representación del Partido Liberal, y con su respaldo. Poco después, me alejé de la política y me dediqué a actividades privadas, aunque algunas veces fui llamado a desempeñar algunos cargos oficiales. Pero no hice política, aunque siempre participé, como votante, en el juego democrático.

Hoy voy a salir temprano a votar en la consulta liberal. Nadie dudará sobre el candidato que apoyaré con mi voto. Por razones familiares, por supuesto. Pero también por convicción ideológica y filosófica y por considerarlo la mejor opción para este país. Para reconocer lo cual, no se requiere ser liberal. Basta con ser inteligente. La consulta está abierta a todos los ciudadanos, no solo a los liberales. Por eso invito a todos aquellos que me aprecian, a que me acompañen en esta misión: buscar la consolidación de la paz y el fortalecimiento de la democracia. ¡Voten como yo! Muchas gracias.

(Publicidad política gratuita y espontánea).