17 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Malaria en el kilometro 41

23 de noviembre de 2017
23 de noviembre de 2017

Manizales, 23 noviembre de 2017. La Secretaría de Salud de Manizales, preocupada por la situación que se presenta en el Kilómetro 41, realizó en conjunto  con la Dirección territorial de Salud de Caldas, las Secretarías de Obras Públicas, de Medio Ambiente Municipal y la Unidad de Desarrollo Rural, un recorrido de reconocimiento por la zona, con el fin de conocer realmente cuáles son aquellos aspectos que se presentan y que dan como resultado la presencia de enfermedades como la malaria.

“Recorrimos los sectores de la Carrilera y Potrerillo, observando de primera mano cuál es la problemática real y así tomar medidas prioritarias sobre el tema de malaria que se vienen presentando en esta región”, afirmó Héctor William Restrepo Osorio, secretario de Salud de Manizales.

Durante esta revisión, se evidenciaron los lugares donde hay posos que pueden ser foco para la reproducción de la larva, determinando que se deben tomar medidas con prontitud ya que se encuentran muchos represamientos de agua donde este mosquito se reproduce.

“Hay que hacer unos trabajos en un sector donde se encuentra una cancha de futbol que tiene aguas represadas y deben ser canalizadas, en el sector de la carrilera se encontraron muchos elementos inservibles que dejan tirados los habitantes a pesar de las constantes campañas para que no realicen este tipo de acciones”, agregó el funcionario.

Además fue enfático en aclarar que se debe llegar a  un acuerdo entre todas las entidades para tomar las medidas del caso, porque si no esto puede seguirse proliferando y no solo malaria, también dengue o Chikungunya, que son vectores que se dan en estas condiciones.

El jueves 23 de noviembre a las 2:00 p.m. se llevará a cabo una reunión con Corpocaldas, quien tiene un comité que sería el único que tiene la potestad de autorizar la intervención en los predios que son privados.

“La idea es también realizar un encuentro con los propietarios de los predios aledaños ya que existen unos cultivos de piña y con los tractores quedan unas canales donde se almacena agua, además se hará una jornada de recolección de estos elementos que dejan tirados y que ya no sirven, para de esta manera dar un alivio a la comunidad”, concluyó Restrepo Osorio.