25 de marzo de 2019
Aguas de Manizales - Marzo 2019

En la meca del conservatismo importando senadores

24 de noviembre de 2017
Por Antonio Cano García
Por Antonio Cano García
24 de noviembre de 2017

Antonio Cano García

Caldas ha mostrado en las urnas ser un departamento Conservador.  Caldas ha  tenido Senadores que han superado los ciento cinco mil votos. Me refiero al exsenador Omar Yepes Álzate y al recordado Dr. Rodrigo Marín Bernal. También han sido protagonistas en los últimos cincuenta años, el Dr. Luis Emilio Sierra Grajales, la Sra. Pilar Villegas de Hoyos, el Dr. Ricardo Zapata Arias,  la Sra. Dilia Estrada de Gómez, Guillermo Ocampo Ospina, Arturo Yepes Alzate,  Juan Martín Hoyos Villegas y Mario Arias Gómez. Hubo momentos históricos donde Caldas tuvo tres Senadores Conservadores, el Dr. Omar Yepes Álzate abría sus listas y obtenía dos reglones en el Congreso Colombiano y el Dr. Rodrigo Marín Bernal y después el Dr. Luis Emilio Sierra obtenían la tercera curul. Eran los tiempos gloriosos del partido Conservador que hace ocho años  empezó su decadencia con el retiro del Congreso del máximo líder que ha tenido y sigue teniendo el partido conservador en Caldas, el Dr. Omar Yepes Alzate y ahora con el retiro del Dr. Luis Emilio Sierra Grajales, el partido Conservador Caldense quedará sin representación   en el Senado de la República de Colombia.

Los líderes del Departamento de Caldas, le han vendido sus activos más valiosos al Departamento de Antioquia. Ellos se quedaron con EMTELSA de Manizales que pasó a la EPM, también se quedaron con la CHEC, y con HIDROMIEL y ahora, ¡lo que faltaba!, le endosaremos la votación CONSERVADORA  a un senador Antioqueño como si en nuestro departamento, MECA DEL CONSERVATISMO, los líderes conservadores hubiesen desaparecido, como si en los últimos cincuenta años no surgieran nuevos líderes que fueran escalando desde concejales a diputados, luego a la Cámara de Representantes y finalmente al Senado de la República. Por qué razón el senador Luis Emilio Sierra G, prefiere endosar su votación a un antioqueño en vez de dar la batalla con sus soldados conservadores y llegar nuevamente al Senado donde ha estado tanto tiempo gozando de los honores  heredados del Movimiento de Salvación Nacional que liderara en Caldas Rodrigo Marín Bernal. Él formó un verdadero batallón de soldados conservadores. Recuerdo las reuniones que mensualmente sostenía con los empresarios Roberto Rivas Salazar, Cristian Mejía Trujillo, Fernando Mejía Jaramillo, Jaime Álzate Palacio y el Dr. Luis José Restrepo. Recuerdo líderes como Carlos Uriel Naranjo, Jaime Bohórquez Buitrago, Julio César Caicedo, William Giraldo, William Calderón,  César Londoño y muchos otros, la mayoría de ellos continuaron haciendo parte del grupo de Dr. Luis Emilio Sierra G y hoy después de 40 años, se escoge el camino fácil de entregarle la votación a un senador Antioqueño. Que PESAR  del Glorioso Partido Conservador Caldense.

Pero también causa tristeza encontrar la amarga realidad de que en el grandioso YEPISMO, que en 1998  llevó al Senado al Dr. Omar Yepes Álzate con 63.694 votos y al Dr. Guillermo Ocampo Ospina con 41.347 para un gran total de 105,041 votos y que durante más de treinta años el Dr. Omar Yepes desde el Senado de la Republica trabajara incansablemente por el bienestar de nuestro Departamento, que durante tres ocasiones presidió el Directorio Nacional Conservador y en la última el partido alcanzó más de dos millones de votos con un candidato propio para la Presidencia de la República, ahora no tengamos un líder caldense que ponga su nombre para el Senado de la República y tengamos que andar haciéndole venias a un senador Costeño, con igual o menor talento, de hombres valiosos Conservadores de nuestro Departamento. Cómo lamentamos ese retiro del Dr. Omar en el 2010 del Senado, cómo añoramos su presencia nuevamente en el Senado.

La conclusión es muy elemental. En la legislatura comprendida entre 1998 -2002 el Dr. Juan Manuel Santos siendo Ministro de Hacienda revivió los auxilios parlamentarios con el engañoso nombre de CUPOS INDICATIVOS y ahora MERMELADA, entregándole a los actuales senadores toneladas de dinero para que contrataran y así pudieran contar con cuantiosos recursos para sus campañas haciendo imposible la competencia sana, la lucha con ideales y con una excelente hoja de vida de un candidato. Hacer campaña política en Colombia es cosa de mafiosos o cuasi mafiosos que sacan del Congreso a la gente buena y la reemplaza por rufianes de la talla de los ñoños costeños.

 

Para cambiar a Colombia tenemos que empezar la gran revolución de la gente buena que trabaja sin mermelada, con ideas y mostrándole a Colombia los efectos perversos de este maldito edulcorante que tiene a sus gentes sumidas en la miseria sin salud, sin trabajo suficiente y justamente remunerado, las calles llenas de mendigos y atracadores que acabaron con la tranquilidad de la gente, escuelas y colegios rodeados de los micro-expendedores de drogas, que destruyen nuestra juventud ante la mirada tolerante de las autoridades. Para cambiar a Colombia hay que VOTAR  por gente buena y por CALDENSES honestos.
CALDENSE SOLO VOTA POR CALDENSE.

Noviembre 24 del 2017