17 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Desarticulada red de trata de personas para la prostitución en China

21 de noviembre de 2017
21 de noviembre de 2017

La investigación contó con el apoyo de tres mujeres que escaparon de la organización criminal

Bogotá, 21 de noviembre de 2017. Tres personas, cabecillas de una organización internacional dedicada a la trata de mujeres con fines de explotación sexual en China, fueron enviadas a la cárcel tras aceptar los cargos imputados por la Fiscalía General de la Nación, mientras una cuarta, que no los aceptó, fue enviada en detención domiciliaria.

Se trata de una investigación liderada por la Dirección Especializada contra la Organizaciones Criminales, apoyada por la Dijín de la Policía Nacional, que permitió establecer que la organización criminal, a través de engaños, contactaba mujeres en Antioquia, el Eje Cafetero y el Valle del Cauca con la promesa de trabajos como empleadas domésticas, de restaurantes, hoteles, cuidadoras de niños y otros, prometiéndoles jugosas ganancias mensuales en China.

Tras convencerlas, les informaban que por el traslado y los documentos de viajes le quedaban debiendo a la organización criminal USD18.000, dinero que empezaban a cancelar una vez llegaban a su destino y en no más de 3 o 4 meses. No obstante la deuda se hacía impagable por cuanto al llegar a su sitio de destino les incluían una serie de nuevos ítem que no fueron acordados en Colombia y por la imposición constante de multas, incrementaban la deuda dificultando su pago en el tiempo inicialmente acordado.

Por estos hechos fueron capturados en Bogotá, el jefe de la organización en Colombia, Carlos Armando Gil Díaz, alias el Pollo o Miguel, quien se encargaba de acoger a las víctimas y les realizaba las gestiones para la obtención de pasaportes, visas y pasajes; les entregaba diferentes sumas de dinero para que presentaran en los puntos de control migratorio, las trasladaba hacia el aeropuerto y les impartía claras instrucciones para las repitieran ante las autoridades migratorias y pudieran ingresar a los países de destino sin inconveniente alguno.