23 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Colombia le reitera a EE UU que lucha contra las drogas, impidieron la entrada de 1.000 toneladas de coca a ese país en los últimos 10 años

14 de noviembre de 2017
14 de noviembre de 2017
Washington, Estados Unidos, 14 de noviembre de 2017. Durante su visita a Estados Unidos, el vicepresidente de la República, general Óscar Naranjo, dijo que insistirá en la importancia de evaluar de manera distinta el desempeño de Colombia en la lucha contra las drogas. “Debe ser una evaluación no sólo basada en una cifra de cultivos, sino que debe tener un enfoque multidimensional que, por ejemplo ,valore el esfuerzo y los resultados colombianos en materia de interdicción”.
En el marco del cumplimiento de esas tareas de interdicción e incautación, el Vicepresidente aseguró que este Gobierno con respecto al periodo entre el 2002 y 2009, “la conclusión es que 1.000 toneladas menos de drogas llegaron a Estados Unidos como resultados de las acciones”.
Así mismo, el General Naranjo se refirió a las cifras arrojadas por el Sistema de Monitoreo de cultivos ilícitos de la Organización de las Naciones Unidas (conocido como SIMCI), y según el cual en el año 2002 Colombia produjo 580 toneladas métricas de cocaína. Ese mismo año las autoridades incautaron 92 toneladas, lo que equivale  al 16% de lo producido. Sin embargo, el año pasado que se produjeron muchas toneladas, el nivel de incautación fue de 362 toneladas, lo que significó una tasa de 42% de interdicción.
“Es decir, el incremento en la interdicción y nuestra eficiencia pasó de 16 al 42 por ciento y al final de lo que se trata es de que no llegue cocaína a Estados Unidos . Eso significa ver el tema de los cultivos en la productividad de qué tantos esfuerzos hacemos para que aquí no llegue esa cocaína”, aseguró el Vicepresidente.
El General Naranjo será enfático en estos resultados durante las reuniones con representantes del alto gobierno, como el Vicepresidente de Estados Unidos Mike Pence, así como integrantes del Congreso, agencias y autoridades. “Colombia lejos de ser un problema en la solución al asunto de las drogas, es un aliado estratégico importante para la región”, añadió.
Por último, recalcó que mientras se avanza con las tareas de erradicación forzosa y sustitución voluntaria, “mientras se  produce esa estabilización y reducción de los cultivos, nosotros incrementaremos las tareas de interdicción para que esa cocaína no llegue a Estados Unidos”.