18 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

¡QUE VENGA LA INVERSIÓN!

6 de octubre de 2017

Nuevamente el Banco Mundial ubica a Manizales como la mejor ciudad colombiana para hacer negocios. Así lo hizo en 2010 y lo ratificó en 2013, lo que demuestra que la clasificación del Doing Business no ha sido un golpe de suerte, sino que se cuenta con argumentos de fondo para sustentarlo. Se evidencia que hay en la capital de Caldas una cultura bien cimentada para que los trámites para iniciar negocios y desarrollarlos se hagan de manera rápida, eficiente y sin desgastes administrativos. Esto es algo ya consolidado que debe ser mejor aprovechado y que hay que fortalecer para que en el futuro siga siendo un factor clave de competitividad.
Para la medición de este año, que consideró las 32 ciudades capitales de departamento, Manizales se ubicó primera en el puntaje global con 73,43 sobre 100, muy por encima del promedio nacional de 67,61. En el registro de propiedades la capital caldense es la primera, como también en el manejo de los permisos de construcción, en lo que se ha mejorado bastante en los años recientes, ya que en 2010 era la décima y en 2013, la cuarta. Esto debería ser tomado en cuenta para promover más la ciudad ante los inversionistas que buscan dónde establecer sus actividades económicas.
Hay que reconocer que no estamos tan bien en el ítem de apertura de un negocio, donde fuimos terceros en 2010, séptimos en 2013 y cuartos ahora. También se observa ambivalencia en el ítem de pago de impuestos, en la que somos séptimos en el país, cuando en el 2013 estábamos de terceros. En este sentido se le plantea un desafío importante a la Administración Municipal para que mejore este tipo de procesos, que se convierten en un lunar que opaca los demás logros. De hecho, hemos visto cómo las inconsistencias del software para la facturación del Predial de Manizales causa toda clase de inconvenientes al recaudo.
Hace 10 años, la apertura de una empresa en Colombia era una tortura para quienes buscaban generar inversiones y nuevas fuentes de empleo. La realidad es que eso ha mejorado bastante, sobre todo en ciudades como Manizales que en las tres mediciones hechas en el país desde 2010 siempre ha aparecido primera. Ahora bien, esto no solo ocurre en Colombia, sino que tal circunstancia se ha convertido en prioridad en todo el mundo, de tal manera que se impulsan numerosas reformas en los gobiernos para allanar los caminos a los inversionistas. De hecho, la apertura de una empresa toma hoy un promedio de 21 días a nivel mundial, comparado con 46 días hace diez años.
Además, si nos comparamos con países como Nueva Zelanda, Singapur, Dinamarca, Hong Kong, China, República de Corea, Noruega, Reino Unido, Estados Unidos, Suecia y Macedonia, todavía nos falta bastante para lograr un reconocimiento que supere las fronteras nacionales. El dato global de Nueva Zelanda, por ejemplo, fue 87,01 sobre 100 puntos. También hay que tomar en cuenta que Colombia, si bien ha mejorado, todavía está muy atrás, mientras que países como Brunei Darussalam, Kazajstán, Kenya, Belarús, Indonesia, Serbia, Georgia, Pakistán, Emiratos Árabes Unidos y Bahrein son los que más reformas han impulsado para agilizar el clima de los negocios.

Los resultados del Doing Businnes de este año son para Manizales, sin duda, una carta de presentación muy positiva, que hay que aprovechar más. De hecho, estar por encima de las principales ciudades del país tiene que convertirse en un factor que asegure la llegada de nuevos inversionistas, que unidos a programas como Manizales Más y otros programas de apoyo a emprendimientos, signifique un gran impacto para el crecimiento económico local. Tenemos que ir a la caza de proyectos que estén buscando las mejores alternativas para desarrollarse, las cuales están claramente en la capital de Caldas.

EDITORIAL/LA PATRIA