17 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Nostalgias de la Guarachera de Cuba y la Reina de la Salsa

23 de octubre de 2017
23 de octubre de 2017

CELIA CRUZ

Jaime Rico Salazar

Comentario especial en la historia del bolero en Cuba merece Celia Cruz, porque habiéndose ganado por merecimientos propios los títulos de la Guarachera de Cuba y la Reina de la Salsa también interpretó el bolero con un gusto muy especial. Su vibrante voz y el cálido estilo que mantenía en todas sus interpretaciones, le adicionó a la canción romántica un sentimiento excepcional. Lástima que su paso por este ritmo haya sido tan reducido.

Celia Caridad Cruz Alfonso nació en La Habana el 21 de octubre de 1925. Siendo muy niña demostró condiciones vocales notables, las que cultivó con algunas agrupaciones mientras hacía su carrera como maestra normalista. También dejó huellas en la Corte Suprema del Arte interpretando en su estilo el tango “Nostalgias” de Cadícamo y Cobián.

Trabajó en RHC Cadena Azul con la pianista Isolina Carrillo y decidió entonces interpretar música afro-cubana. En 1942 Celia estuvo vinculada a la orquesta del pianista Obdulio Morales. En 1947 realizó varias grabaciones con la orquesta de Ernesto Duarte y en 1950 se vinculó a la Sonora Matancera, grabando al año siguiente los primeros temas: la guaracha “Cao, cao maní picado” de José Carbó Menéndez y “Mata siguayara” de Lino Frias. Seguramente una de las interpretaciones que más popularidad le dio en 1953 fue el tema “Burundanga” con la que obtuvo un disco de oro en 1957. Su vinculación con la Sonora Matancera se mantuvo hasta 1965, dejando impresas en el disco   184 canciones y muchas versiones más que quedaron grabadas en sus presentaciones en Radio  Progreso.

Desde entonces su vida artística fue extenuante a través de permanentes giras que la llevaron por los principales escenarios del mundo donde el público la reclamó y ovacionó. Grabó para los sellos Seeco, Fania all Star, Barbaro y con las principales orquestas de ritmo tropical. Su nombre está escrito en el Hall de la Fama en Hollywood y en la Calle Ocho de Miami. Recibió además dos doctorados Honoris Causa de la Universidad de Yale en 1989 y de la Universidad de La Florida en 1992.

Celia contrajo matrimonio el 14 de julio de 1982 con Pedro Kight, con quien mantuvo una extraordinaria compatibilidad hogareña y artística. No tuvieron hijos. (Pedro falleció el 3 de febrero de 2007).

En el repertorio del bolero quedaron en su voz “La contestación a Aunque me cueste la vida” (con Alberto Beltrán) , “Cuba”, “De noche”, “Desvelo de amor”, “Dime la verdad”, “Feliz Navidad”, “Luna de Matanzas”, “Mi amor buenas noches” (con Carlos “argentino” Torres) , “Mi cocodrilo verde”, “Mis anhelos”, “Palmeras tropicales”, “Tuya más que tuya”, “Ven o te voy a buscar”, “Nostalgia habanera”, y seguramente el más popular de todos fue “Tu voz” de Ramón Cabrera.

Celia mantuvo su voz en perfectas condiciones casi hasta el día de su muerte ocurrida el 16 de julio de 2003 en Fort Lee, New Jersey. Miles de cubanos desfilaron ante sus restos en un funeral sin precedentes que duró tres días entre Miami y Nueva York en donde fue sepultada.

Fotografía y datos biográficos del libro Cien años de Boleros en su SEXTA edición de Jaime Rico Salazar