27 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El Estado debe impedir que sucedan experimentos empresariales que convierten a los pacientes en clientes: Procurador

31 de octubre de 2017
31 de octubre de 2017

Bogotá, 31 de octubre de 2017. El Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo Flórez, hizo un llamado al Estado “para impedir que sucedan experimentos empresariales que conviertan a los pacientes en clientes”, como sucedió con la puesta en funcionamiento de Medimás EPS, que a su juicio, es una empresa “con dificultades para responder por la salud de cinco millones de colombianos”.

En el encuentro “Ética: El reto de la justicia y la ciudadanía” realizado en el Teatro Heredia de Cartagena, el jefe del Ministerio Público advirtió que la Procuraduría no cesará en la defensa de los derechos de los colombianos.

Al referirse a la etapa electoral que se avecina, el jefe del órgano de control aseguró que los comicios de 2018 serán una prueba ácida para el sistema político y anunció que la Entidad estará atenta “para garantizar que el tarjetón electoral tenga el sello indeleble de la ética”.

Dijo que imponer la financiación total de las campañas y cárcel a quienes violen las leyes electorales, ayudará a que los ciudadanos actúen y castiguen con su voto las credenciales manchadas de sangre y corrupción.

“Serán las primeras sin las Farc como aparato armado, y esperamos que el ELN cumpla con el cese al fuego. De la capacidad de los partidos políticos y movimientos sociales para romper el cerco de la polarización y derrotar la corrupción, dependerá que esos comicios afiancen la paz como un mandato inmodificable y perdurable”.

Carrillo Flórez calificó como una humillación para los colombianos las imágenes que se han dado a conocer de exfuncionarios de la Corte Suprema de Justicia encarcelados, investigados o sindicados de ser cabecillas de una red delincuencial de venta de fallos y compra de testigos. “Nunca en nuestra historia se había visto tan mancillada la justicia”.

No obstante, invitó al poder judicial a demostrarle al país que es capaz de autorregularse, de autorreformarse y de autodisciplinarse. “De otro modo le caerá encima la guillotina de una constituyente implacable”, advirtió.

El Procurador General se refirió nuevamente a la necesidad de un gran pacto de Estado por la justicia y afirmó que en el proceso se deberán escuchar todas las voces, incluidas las altas cortes, magistrados y jueces que en su mayoría son personas probas. Afirmó que la Procuraduría está iniciando ese camino de la mano de decanos, estudiantes, medios de comunicación, centros de pensamiento, asociaciones y ligas de abogados.

“No basta con ajustes cosméticos, deben ser reformas profundas y ojalá inmediatas. Si no se actúa ahora, es sombrío el futuro de la justicia”.

Sostuvo que en los territorios se está jugando la credibilidad de lo pactado en temas como la tierra, la sustitución de cultivos ilícitos, las garantías de protección a los excombatientes y la participación ciudadana.

“La muerte de campesinos en Tumaco y de varios desmovilizados de las Farc, en varias zonas del país, es un campanazo para que el Estado cumpla lo pactado. Y para que el país entienda que hay que movilizarse para impedir un salto al pasado, como algunos quisieran”, agregó.

Se refirió a la muerte de decenas de líderes sociales en los últimos meses y consideró estos hechos como “una vergüenza para el Estado”.

“Sin ética no hay democracia”

Según el Procurador General es mentira que para ser buen político hay que ser cínico, untarse las manos y violar todas las leyes con astucia de quien le encuentra el pierde a la ley y advirtió que ese matrimonio entre contratistas y políticos “ha corrompido la acción política, contaminado a los electores y convertido el erario en un botín que se reparten sin escrúpulos los más avivatos”.

En el encuentro, el Procurador General hizo un balance de las acciones del Ministerio Público para garantizar los derechos de los cartageneros. Lamentó la crisis que vive la ciudad donde la ética se desplomó hace muchos años y el urbanismo es el paraíso reciente de la corrupción.

Anunció que en los próximos días la Entidad presentará una acción popular que busca ponerle orden a la ciudad, evitar el daño y cesar la ilegalidad, para forjar una alianza de las autoridades locales, nacionales y agremiaciones privadas vinculadas al sector urbanístico.

Finalmente, aseguró que es vital actuar de manera preventiva en el proceso de nombramiento de los curadores de Cartagena, pero también en otras 11 ciudades: Bogotá, Medellín, Buga, Cali, Pasto, Duitama, Sogamoso, Neiva, Sincelejo, Tunja y Villavicencio.