9 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

4 consejos para descubrir tu pasión de una vez por todas

8 de octubre de 2017
8 de octubre de 2017
Man Having Be Happy Sticky Note on Forehead During Office Break Time

Edith Gómez

“¿Qué te apasiona?”. Esa corta y precisa pregunta, cuya respuesta podría parecer obvia o sencilla, puede ser más difícil de responder de lo imaginado. Saber lo que te apasiona o cuál es tu vocación, como dice Gananci, es una terrible sensación. Pero es más común de lo que has de imaginar.

Ya sea por presiones impuestas por los demás o incluso por nosotros mismos, factores socioculturales o económicos, muchas veces solemos tardar en encontrar aquello que nos apasiona.

Saber lo que te gusta y por lo que sientes pasión y convertirlo en tu trabajo, por muy idealista que pueda parecer, podrá cambiar tu vida completamente. Para saber cómo conseguir esto, sigue leyendo y conoce estos consejos que te ofrecemos.

  1. Escribe una lista de tus grandes intereses

Cada persona es un mundo totalmente único y especial. Todos somos diferentes y tenemos nuestras particularidades. Sin embargo, no siempre somos capaces de reconocer qué es aquello que nos gusta y, en consecuencia, qué nos apasiona realmente.

Una buena forma de reconocer esto, tal como señalan en la guía para encontrar tu pasión de Gananci, es escribiendo una lista de 25 cosas que te interesen.

No tienen que ser necesariamente cosas que ya hagas o de las que ya sepas. Puedes pensar en cosas sobre las cuales has escuchado y quisieras saber más. Un buen ejemplo: ¿has escuchado sobre algún pensador griego y te ha interesado? ¡Anótalo!

Igualmente, debes recordar ser específico en este punto. No vale poner cosas muy generales como “me gusta la danza”. Este puede ser un buen indicio sobre tu interés, pero debes especificarlo. Por ejemplo, puedes escribir que te gusta la danza contemporánea. Así harás un acercamiento más preciso sobre lo que te apasiona.

  1. Aprende la diferencia entre la conveniencia y la pasión

Muchas veces, especialmente cuando somos jóvenes, solemos escuchar que deberíamos buscar dedicarnos a algo que nos dé mucho dinero. De esa forma, empezamos a considerar dejar al lado nuestras pasiones sólo por dedicarnos a algo que nos lucre, aunque no nos haga felices.

Aquí es donde debes detenerte y pensar mejor las cosas. Alan Watts, en cierto momento durante su trayectoria como gran filósofo británico, hizo un planteamiento que cuestionó al sistema educativo y, básicamente, a todos en el mundo.

“¿Qué os gustaría hacer si el dinero no fuese el objetivo?”. Con esta simple pregunta, podemos darnos cuenta del porqué de nuestras decisiones, cuando de profesión se trata.

Para lograr encontrar tu pasión, toma una pausa y pregúntate por qué estás haciendo lo que haces. ¿Realmente te apasiona? ¿O es simple conveniencia?

En el momento en el que dejes de tener el dinero como tu principal motivación, ahí habrás comenzado tu rumbo para apasionarte realmente por lo que haces.

  1. Ignora a los haters

Por alguna razón desconocida pero lamentable, a lo largo de nuestras vidas siempre— léase siempre— nos encontraremos personas tóxicas y negativas, quienes querrán desmotivarte. Te harán creer que tu pasión no te llevará a ninguna parte. Querrán que creas que no eres suficiente. Querrán hacerte pensar que tus gustos no te servirán de mucho en la vida.

A esta gente tan tóxica debes decirle un rotundo no. No los dejes entrar en tu vida. No los deje que definan lo que eres y serás. No dejes que descarguen sus frustraciones en ti. Sé valiente, hazles frente y rechaza toda clase de negatividad.

Mantén cerca a quienes te motiven, te apoyen en tus decisiones y nunca quieran oprimir tus gustos y pasiones. Aunque no lo creas, este será un factor clave para descubrir tu pasión y seguir el camino que más te haga feliz.

  1. No les tengas miedo a las aventuras

¿Cómo podrás descubrir cuál es tu pasión si te quedas en un mismo lugar? ¿Has pensado en lo mucho que podrías estar perdiendo por quedarte en tu zona de confort? En efecto, la única forma en la que podrás descubrir realmente si aquello que tanto te gusta es tu pasión, es saliendo y experimentando.

No basta con saber que algo te gusta o interesa. Debes ponerlo en práctica. Probar, hacer e intentar cosas nuevas.

Esas actividades que escribiste en tu lista no necesariamente son tus pasiones. ¿Cómo saberlo? Poniéndolas en práctica.

Muchos piensan que hablar de pasión es algo romántico, pero no lo es. Es no seguir la corriente, hacer lo que realmente te gusta y no ser simplemente parte de quienes trabajan en algo por hacer dinero. Es hacer y ser mucho más. Dale una oportunidad a estos consejos y déjanos saber cuáles son tus pasiones y cómo las descubriste.