20 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Preocupación mundial por “ensayo nuclear norcoreano que quintuplicó su potencia”

3 de septiembre de 2017
3 de septiembre de 2017

El nuevo ensayo nuclear con una bomba de hidrógeno tuvo una potencia de unos 100 kilotones, cinco veces más que el anterior test realizado hace un año por Pyongyang. Esta es la segunda prueba termonuclear del régimen.

La fuerza del sexto test atómico ejecutado por Pyongyang también multiplicó por cinco la de la bomba atómica lanzada por Estados Unidos sobre la ciudad nipona de Nagasaki en la II Guerra Mundial, afirmó el jefe del comité parlamentario surcoreano de Defensa, Kim Young-woo, en declaraciones a la agencia local Yonhap.

Además, la explosión fue unas once veces superior a la detectada en enero del año pasado, cuando Pyongyang afirmó haber ensayado otra bomba de hidrógeno, aunque análisis posteriores apuntaron a que se trataba de un artefacto de características menos potentes.

Corea del Norte había llevado a cabo cinco ensayos nucleares hasta la fecha, de los cuales los dos últimos tuvieron lugar en enero y septiembre de 2016.

La potencia de la detonación detectada este 3 de septiembre por los organismos geológicos de Corea del Sur, Japón y China, así como por la Organización del Tratado de Prohibición Total de Pruebas Nucleares (CTBTO), indica que se trató de un ensayo mucho más potente que los cinco anteriores.

Sexto ensayo atómico y segundo termonuclear de dinastía Kim

La bomba ensayada, que provocó un seísmo de 6,3 grados en la escala abierta de Richter, según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), es cinco veces más potente que la bomba nuclear lanzada sobre la ciudad japonesa de Nagasaki en 1945, conforme a los expertos.

Desde hace más de un decenio, en el que el padre del actual dirigente, Kim Jong-il, empezó el programa nuclear norcoreano, Pyongyang ha realizado seis test nucleares y dos termonucleares, y amenazado con instalar dichas bombas en misiles balísticos intercontinentales, capaces de alcanzar EEUU.

En su penúltimo ensayo de este tipo, realizado en enero de 2016, Pyongyang ya afirmó que se trataba de una bomba de hidrógeno, aunque análisis posteriores apuntaron a que se trataba de un artefacto menos potente que una bomba H.

JOV, DW (efe, n-tv)