1 de julio de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El irrespetuoso documento del Foro Económico Mundial

28 de septiembre de 2017
Por Clara Inés Chaves Romero
Por Clara Inés Chaves Romero
28 de septiembre de 2017

Por: Clara Inés Chaves R. (*)

El pasado 20 de junio el Sr. Felipe Fernández escribió un artículo en la publicación Panam post titulado “Colombia es el país más peligroso para turistas según Foro Económico Mundial”, según el cual, el foro antes mencionado coloca a Colombia como el primer país más peligroso del mundo para los turistas, por encima de países africanos o del Medio Oriente.

El mencionado foro pretendía medir el grado en que un país expone a los turistas y las empresas a los riesgos de seguridad principalmente relacionados con daños graves a las personas.

Considero que de ser cierto lo dicho por el señor Fernández, este foro desconoce varios hechos importantes, como los diversos atentados terroristas que se han producido en los últimos años en el viejo continente.

Vale la pena recordar algunas noticias que le dieron la vuelta al mundo, sin entrar a realizar un estudio profundo sobre el tema, pues arrojaría más información de atentados terroristas en otras latitudes del planeta.

En Berlín, Zúrich y Ankara ocurrieron los últimos hechos terroristas de una larga lista de ataques que se produjeron en el año 2016

Recordemos que el embajador ruso en Turquía, Andréi Karlov, fue tiroteado cuando visitaba una exposición de fotografía en la capital de ese país. Karlov, murió de una herida de bala en un ataque según informó la cancillería rusa.

También se presentaron diversos ataques terroristas en distintas ciudades de Turquía como los ocurridos el 28 de agosto y  el 11 y 17 de diciembre de dicho año.

Igualmente en Europa se presentaron ataques terroristas en Berlín, en Bruselas, en Niza, en Baviera y recientemente en Barcelona y Cambrils – España-. En los que se provocaron numerosas víctimas mortales, así como heridos de diversa consideración, algunos de ellos muy graves. Un tercio de los fallecidos eran de nacionalidad española.

La lista de atentados terroristas perpetrados en Europa no termina allí, y mucho menos si seguimos enumerando la cantidad de otros tantos en diferentes partes del mundo. Realmente no hay punto de comparación con los hechos que suceden en Colombia, pues el análisis para el caso colombiano es distinto.

Calificar al país de esta manera es una falta de respeto para el pueblo colombiano, para su gobierno y sus instituciones democráticas que a lo largo de su historia han venido combatiendo los flagelos internacionales como el narcotráfico, y ahora el terrorismo.

Colombia se ha constituido en un ejemplo para el mundo en temas de paz. Este país acabó con el último conflicto surgido en el contexto de la guerra fría y que era el más antiguo en el mundo, y lo hizo dándole una lección al planeta, diciéndole que aun las vías del dialogo son posibles cuando se tiene voluntad para hacer la paz, en un mundo convulsionado y desesperanzado por la guerra como en este en que vivimos.

No se desconocen hechos aleatorios como los que menciona dicho informe, que son el accionar de algunos grupos al margen de la ley, ya conocidos por todos nosotros. Pero el decir que porque ellos existen, nuestro país es el más peligroso del mundo para los turistas, es desconocer los esfuerzos y el costo que para Colombia ha dejado esta lucha por combatir la delincuencia común.

No hay que confundir la delincuencia común con el terrorismo; y en estos términos no hay país en el mundo en que no exista ese flagelo.

En Colombia no ha habido una explosión terrorista de las magnitudes que las noticias mundiales han dado a conocer como las ocurridas en Europa,  en el Medio Oriente, o incluso en los mismos Estados Unidos.

Lo ocurrido en el Centro Comercial Andino, sin desconocer la importancia, no fue catalogado como un hecho terrorista, y no fue un ataque para turistas, como si se pudiera calificar el acto terrorista ocurrido en Turquía en el pasado diciembre en una discoteca, donde los turistas que allí se encontraban, celebraban el comienzo del nuevo año.

La situación interna de Colombia no es comparable en términos de terrorismo, con la de los países donde en verdad este flagelo quiebra las instituciones democráticas y la estabilidad regional.

La Cancillería debería pronunciarse sobre el particular, pues noticias e imprecisiones como las que se dieron en este foro, causan graves daños a la dignidad del país y de todos los colombianos.

Con esta clase de artículos se desconocen los esfuerzos de un país que está obteniendo buenos resultados en diversas áreas y que incluso es visitado por miles de turistas que desean conocer no solamente los patrimonios culturales de la humanidad que poseemos por ser nosotros el segundo país de América Latina con más patrimonios de esta índole catalogados por la UNESCO, sino el desarrollo que poco a poco venimos construyendo.

 (*) Ex diplomática