25 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Sube de tono controversia entre curas y jueces caldenses por fallos judiciales

30 de agosto de 2017
30 de agosto de 2017

Manizales, 30 de agosto de 2017. El poder judicial de Caldas se mostró este martes «asombrado» por la maldición que impartió la Arquidiócesis de la capital caldense contra los jueces que profirieron condenas en contra de la esa institución religiosa por abuso sexual de sacerdotes a ácolitos.

En declaraciones a RCN Radio de Caldas, el Presidente del Colegio de Jueces y Fiscales de Caldas, magistrado Álvaro José Trejos, manifestó su asombro al leer la carta que emitió la Arquidiócesis de Manizales donde maldice a juristas y abogados por condenas en su contra.

«Las dos condenas que profirieron juzgados en contra de la Arquidiócesis por abuso sexual de sacerdotes a ácolitos de la capiotal de Caldas y de Filadelfia, generaron fuertes criticas de la Iglesia Católica en esta región del país hacía la justicia pero también en contra de los abogados defensores de los niños víctimas», según una información que publica en su página web RCN.

«El dinero que usted logra conseguir con sus argumentos, quitado a la iglesia y que pasará a sus bolsillos, sea para usted y su familia causa maldita de su ruina”, dice uno de los apartes del pronunciamiento de la iglesia caldense.

El fallo que más irritó a la curia fue el del Juzgado Cuarto Civil de Manizales que condenó a la Arquidiócesis de esta ciudad a pagarles 100 millones de pesos a los familiares de un joven que en enero de 2008 fue víctima de abuso sexual por parte del párroco de Filadelfia (Caldas) Pedro Abelardo Ospina Hernández.

Según publicó Caracol Radio, «los familiares de la víctima demandaron a la arquidiócesis de Manizales para que se haga responsable del pago de esa indemnización, ya que consideran que la pena de 21 años que recibió el religioso en el proceso penal, no es suficiente para reparar el daño por las agresiones sexuales que le causó al joven que en ese entonces tenía 11 años».

En otra carta enviada a los jueces que condenaron a la Arquidiócesis, el Vicario Episcopal de Asuntos Económicos de la institución religiosa, Octavio Marcos Fernando Barrientos Gómez, les dice:

“Su prodecer solo puede calificarse de injusto, abusivo, desmedido parcial, despótico, improcedente y por lo tanto, maldito” (RCN)