14 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Las preguntas más extrañas que podrían hacerte en una entrevista de trabajo

8 de julio de 2017
8 de julio de 2017

Edith Gómez

Tener una idea sobre las preguntas más usuales que podrían hacerte durante la entrevista para un trabajo, podría posicionarte en los candidatos preferidos a optar por la vacante. De hecho, según Gananci existen diversas fórmulas para lograr tener una conversación interesante.

Por ello, conocer sobre las posibles preguntas que podría plantearte un entrevistador es de gran utilidad, puesto que esto te permitiría preparar algunas respuestas y tener mayor probabilidad de éxito.

No obstante, no debes tomar tus posibles respuestas como si fueses a memorizarlas todas y decirlas tal cual un robot. Al contrario, la espontaneidad es bien valorada. El propósito de ir preparado sobre las preguntas que podrían hacerte, sólo te será de ayuda para que evites sentir nervios, o des respuestas poco apropiadas.

No obstante, no todas las preguntas podrás conocerlas, habrá preguntas que te harán y en las cuales no habías pensado. Por ello, hemos pensado este artículo en ti.

Sin embargo, queremos primero que tengas una idea sobre las preguntas que sí son comunes en la mayoría de las entrevistas de trabajo, para que las tomes en consideración y presentes respuestas acertadas que sorprendan a tu empleador de forma positiva.

Las preguntas más usuales en una entrevista de trabajo

  • ¿Qué te motiva a querer trabajar con nosotros? Aprovecha este momento, pues es una excelente pregunta para lograr transmitirles toda la motivación que sientes hacia el trabajo y el entusiasmo que te hace sentir la idea de formar parte de la empresa. Añade razones que agreguen peso. Es decir, hazles saber lo mucho que podrías crecer al formar parte de la compañía, pero demuéstrales que la empresa también podrá obtener lo mejor de ti.
  • ¿Qué piensas sobre nuestra empresa? Esta es una de las preguntas más usuales que hacen en las entrevistas. Por ello, te sugerimos investigar primero todo lo que puedas sobre la empresa, especialmente los valores que ellos manejan y cómo se encuentran vinculados en tu forma de entender el funcionamiento de las labores que realizas.
  • ¿Cuáles son tus fortalezas y tus debilidades? Al momento de responder esta pregunta, que es un clásico en el 90% de las entrevistas laborales, ten presente que debes hacerlo en función a la posición para la cual te has postulado. Trata de enfocar todas las fortalezas hacia la vacante, por ejemplo: trabajar bajo presión, alto grado de responsabilidad, organización en tus asignaciones, entre otras, todas en ese orden. En cuanto a los puntos débiles, responde con debilidades que no representen un problema para tu trabajo. También puedes decir una debilidad y cómo lo estás mejorando. Tal como: “Para asegurarme que las cosas resulten bien, trato de encargarme del trabajo. Sin embargo, con el tiempo he aprendido a trabajar en equipo”.
  • ¿Cómo te visualizas en 5 años? Este tipo de preguntas tratan de hacer que reveles si eres un potencial empleado que será fiel a la empresa, o si sólo la usarás como un trampolín para alcanzar otras metas. Como de momento deseas alcanzar esa posición, puedes responder diciendo que en cinco años te visualizas en un determinado puesto –asociado a tu área dentro de la empresa-.
  • Una razón por la cual deberían contratarte a ti y no a otra persona. Generalmente, esta pregunta la dejan para el final. También ofrece otra gran oportunidad para que logres destacarte y dejar una muy buena impresión. Para responderla, enfócate en tus habilidades, tus logros y tus capacidades. Trata de dejar en claro que reúnes las condiciones del personal que ellos desean contratar para su empresa

Esas cinco preguntas son unas de las más comunes que podrán hacerte durante una entrevista. Puedes pensar en respuestas inteligentes antes de asistir al encuentro.

Sin embargo, también existe la posibilidad que te hagan otro tipo de preguntas, mucho menos comunes, es decir, preguntas que ni siquiera hubieses imaginado, como por ejemplo: ¿crees que eres una persona afortunada? Si fueses a un lugar desértico, ¿qué llevarías en tu mochila?

Ahora bien, seguramente te estarás preguntando para qué hacen este tipo de preguntas ilógicas e incluso irracionales. Pues, la verdad es que tienen una razón de ser, así que no te sientas alarmada, ni sucumbas ante la presión, ni te sientas con nervios alterados, ya que con este tipo de interrogantes el empleador estará tratando de analizar ciertos detalles.

Una de las cosas que observará será tu habilidad para la improvisación, ya que como sabrás, en los trabajos no siempre las cosas resultan de acuerdo a lo planificado, sino que pueden acontecer cambios y el empleador podrá examinar cómo reaccionarías ante imprevistos.

Otro de los aspectos a los cuales el entrevistador también fijará su atención es a tu respuesta en los momentos en los cuales estés sometido a presión, o cómo resolverías determinados problemas.

De igual forma, este tipo de preguntas, las cuales quizás consideres “sin sentido”, le permitirán al entrevistador conocer qué tanta creatividad emplearías para resolver los posibles conflictos que se pudiesen presentar de manera sorprendente.

Recuerda no ceder ante la presión y saca el máximo provecho a cada pregunta para dar a conocer todas tus habilidades y mostrarles cuán competente eres para la posición, y sobre todo, trata de permanecer en calma, pues este tipo de preguntas extrañas no poseen respuestas incorrectas, sino que sólo ponen a prueba tu ingenio.