6 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Gobierno objetó ley que rebaja de 12 a 4% aportes de salud de los pensionados

18 de julio de 2017
18 de julio de 2017

Bogotá, julio de 2017. El Gobierno Nacional objetó este martes el proyecto de ley por el cual se modifica la cotización mensual el régimen contributivo de salud de los pensionados, argumentando «motivos de inconstitucionalidad e inconveniencia».

Esta iniciativa fue bandera del presidente Juan Manuel Santos en su campaña presidencial y ahora le da la espalda cuando el Congreso la convierte en Ley de la república pese a la sistemática oposicion del ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas.

«Entre otros, el citado proyecto adolece de vicios de su formación, dado que la votación del informe de conciliación, carecía de unanimidad, se eludió el debate parlamentario y no fue saneado», dijo el gobierno.

De la misma forma, la exención tributaria que contempla la citada iniciativa no cuenta con el aval del Gobierno.

«También se considera que el proyecto es violatorio de los principios de equidad y progresividad en materia tributaria, así como de los de solidaridad y progresividad de la seguridad social, dio el gobierno en un informe de prensa.

No obstante, el gobierno del presidente Santos patrocinó que un congresista devengue un salario de treinta millones de pesos mensuales, en conrtravía a principios inobjetables de eqidad.

Los argumentos del gobierno

El proyecto propone una modificación a la carga impositiva de un grupo específico de contribuyentes, omitiendo analizar su capacidad contributiva, la progresividad del sistema de salud, y la capacidad contributiva del resto de contribuyentes que pertenecen al sistema.

Se violan los principios de solidaridad y progresividad en la seguridad social en la medida en que la iniciativa disminuye las fuentes de recursos en beneficio de un grupo específico de aportantes, lo que dificulta la ampliación de cobertura de servicios, la prestación del servicio de salud de afiliados y rompe con el esquema de subsidios cruzados que sustenta el sistema de salud.

La medida incorporada por el proyecto de ley se estima regresiva en la medida en que priva al sistema de saluda de una importante fuente de financiamiento, sin establecer cómo se va a sustituir.

También pone en riesgo la garantía del derecho fundamental a la salud de una gran parte de la población, estimada en cerca de 4,4 millones de afiliados.

Lo anterior, debido a que se verán afectados los recursos disponibles para financiar los beneficios de salud a los que actualmente tienen derecho, por cuenta de la eliminación de una importante fuente de recursos, afectando a la población más necesitada.

La iniciativa compromete la financiación del Sistema de Salud pues genera un impacto fiscal promedio anual de $3,7 billones, entre el 2017 y el 2022.

En un horizonte de 20 años, el valor presente neto del impacto ascendería a $100 billones a precios del 2017, entre el 2017 y el 2035.

El Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, dijo recientemente las razones de la objeción, entre ellas, que el Congreso de su propia iniciativa no puede tomar la decisión de bajar las tarifas de los tributos, al tiempo que indicó que el Gobierno fue consistente a lo largo de todo el debate en que no la avalaba, por lo que hay un vicio en la constitucionalidad.

De la misma forma, mencionó que en la votación del informe de conciliación en la Plenaria del Senado se hicieron cerca de 5 votaciones, algunas de ellas sin el quórum suficiente.

También, que es un proyecto que le baja cotización a salud tanto al pensionado del salario mínimo como al pensionado que recibe una pensión de 18 millones de pesos.