17 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Desfibriladores en varios lugares de Manizales, una oportunidad de vida

14 de junio de 2017
14 de junio de 2017

Manizales, 14 de junio de 2017. La Ley 1831 del 2 de mayo de 2017 establece la obligatoriedad de desfibriladores en todos los lugares de alta afluencia de público, aspecto que desde hace algún tiempo ya venía trabajando la Secretaría de Salud del Municipio.

“Esta Ley nos da unas competencias en la que nosotros como ente municipal debemos proveer a diferentes sitios públicos como colegios, estadios, canchas, entre otros espacios de un desfibrilador y capacitar a las personas que van a manipularlo”, afirmó Héctor William Restrepo Osorio, Secretario de Salud del Manizales.

En este momento la ciudad cuenta con 14 desfibriladores en diferentes partes tanto de la zona urbana como rural, los 5 centros comerciales, el CAI de Chipre y estadio, son algunos de ellos.

En cuanto a los procesos de capacitación el funcionario comentó que a la fecha se han capacitado a más de mil personas sobre el tema y que el próximo viernes 16 de junio se va a realizar el lanzamiento junto con el SENA Regional Caldas de la capacitación en recuperación cardiopulmonar y el uso del desfibrilador, actividad en la que se espera contar con aproximadamente 4 mil personas.

La Secretaría de acuerdo a la norma tiene un año para adquirir los desfibriladores que como Municipio le corresponde tener y que según conteo son cerca de 142, además debe realizar las respectivas labores de control y vigilancia, para verificar la presencia de los mismos en los espacios que así lo requieran.

Un desfibrilador es un aparato electrónico de uso médico que es capaz de registrar la actividad eléctrica del corazón y emitir una o varias descargas eléctricas cuando se presenta una alteración del ritmo cardíaco o arritmia. Sus sensores integrados analizan el ritmo cardiaco del paciente durante unos 10 segundos, detectan su estado e indica si es necesario suministrar la descarga. Después de producirse el shock, el desfibrilador vuelve a analizar al paciente y aconsejará si es necesario realizar nuevamente el procedimiento.