13 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

¿Cómo utilizar el Inbound Marketing para ayudar a que tu negocio crezca?

25 de junio de 2017

Edith Gómez

Muchas empresas el día de hoy todavía hacen marketing de forma tradicional y tienen pretensiones de que esto les funcione y puedan incrementar sus ventas. Lamentablemente, quienes están al frente de las mismas, al parecer no se han percatado que el mundo ha experimentado muchos cambios, entre los cuales también se han modificado los hábitos de consumo de los usuarios.

Ahora, las personas consumen diferente y también se expresan de otra manera. Incluso, hoy día existen negocios sobre los cuales nunca antes habías escuchado. Para conocer algunos de ellos puedes visitar Gananci.

Por ello, los usuarios ya no están prestando la atención debida a las formas tradicionales de hacer marketing, y que ya pronto no existirán, sino que prefieren recurrir a Internet, así como a las Redes Sociales, por ejemplo, e interactuar en dichos medios.

Las técnicas tradicionales para generar más ventas, tales como las llamadas al teléfono, los anuncios televisivos, o por medio de la radio, así como publicidad en revistas o diarios, tienen menos rapidez y alcance que las actuales.

A esta forma de hacer marketing, que hemos mencionado, se le conoce como “Outbound Marketing”, el cual posee poca efectividad hoy día, es más intrusivo, costoso, y no ofrece la posibilidad de determinar qué tan efectivo está siendo, ni siquiera el poder calcular las ganancias a cambio de la inversión.

A partir de los cambios, y las nuevas necesidades que están presentes en el mercado, es que surge el Inbound Marketing, el cual se puede calificar como una forma menos intrusiva y mucho más eficaz para atraer clientes y hacerlos sentir felices.

¿Qué es Inbound Marketing?

Al Inbound Marketing, se le podría calificar como un conjunto de técnicas que hacen posible que los consumidores lleguen a tu marca, a través de Internet, y se informen sobre los productos o servicios que ofreces, especialmente por medio del contenido de valor, de una forma que no es intrusiva, y en la cual los usuarios son quienes se aproximan a tu negocio, y no tú quién sale a buscarlos para obtener ventas.

En el caso del Inbound Marketing, son los clientes quienes llegarán a ti por medio del contenido de calidad que les ofrezcas. Al contrario, con el Outbound, eres tú quien sale en la búsqueda de los usuarios para poder generar ventas, y en lugar de hablar de contenidos de valor, debes invertir es en un presupuesto, que no siempre te asegura el éxito.

¿Cómo funciona Inbound Marketing?

Lo más importante para poder poner en marcha el Inbound Marketing, de forma exitosa, es el diseño de una estrategia que contempla cuatro ejes esenciales:

1-      Atraer tráfico: para poder lograr esto es fundamental que conozcas muy bien a tu público, pues en base a ello es que darás vida a los contenidos de valor. Para ejecutarlo, puedes valerte de blogs, e-books, vídeos, whitepapers, redes sociales, palabras clave o SEO, entre otras. Por supuesto, todo esto guarda una coherencia interna para que funcione, ya que de lo contrario no funcionaría, y la magia del Inbound Marketing, es el haberla descubierto.

2-      Conversión: en este paso es fundamental crear y ganarte la confianza de tu público, pues, la idea es convertir el tráfico que has logrado atraer en una base de datos, a cambio del valor que has entregado. Para ello, puedes recurrir a distintos medios, tales como: páginas de destino, llamados a la acción y formularios, por ejemplo.

3-      Automatización: luego de haber construido una base de datos, el siguiente paso es trabajar en dos técnicas para manejar dicha información, estas son: lead scoring y lead nurting. En el caso de la primera, podrás conocer cuáles son los contactos que están más próximos a realizar una compra; la segunda técnica te permitirá crear un conjunto de acciones con el propósito de acercar tus clientes a las ventajas que ofrecen tus productos o servicios.

Hoy día, es posible monitorizar el comportamiento de los usuarios. Por ejemplo, si uno de ellos lleva cierto tiempo sin visitar tu página, el departamento de marketing podría programar, de manera automatizada, un envío de correo, de manera que estarás manejando un flujo de contenido que vaya adecuado a los ciclos en los cuales el usuario realiza compras.

Para poder hacer esto, es necesario el que puedas valerte del apoyo de alguna plataforma tecnológica, como por ejemplo Hubspot, Eloqua o Marketo, entre otras.

Fidelizar: con el Inbound Marketing no se trata solamente de atraer clientes y que realicen compras. Sino que estos se encuentren satisfechos, e incluso, de prestar atención a los suscriptores. Aunque por un instante no puedan catalogarse como clientes en sí –quizás por no tener el poder adquisitivo al momento-, están atentos a lo que ofrece la marca, tal como las novedades, y pueden promocionar tu negocio en Internet. De esta forma puedes ser recomendado, ya que no hay mejor publicidad que el boca a boca y una buena recomendación.