19 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El oso de anteojos «Chucho» regresó a su «gallada»

16 de junio de 2017
16 de junio de 2017

Manizales, 16 de junio de 2017. El oso de anteojos que habitaba en la Reserva de Río Blanco y que es propiedad de la Nación, fue trasladado el 14 de junio a Barranquilla, luego de que la autoridad ambiental – Corpocaldas, instara a Aguas de Manizales S.A. E.S.P. para que así lo hiciera.

Chucho, vivió en la Reserva durante 19 años, y desde hace 7 no convive con animales de su misma especie, oportunidad que ofrece el nuevo tenedor. Según el concepto de expertos en el cuidado de esos animales, el Oso de Anteojos habita desde cero hasta los 3 mil m.s.n.m. por lo tanto no representa ningún riesgo moverlo dentro de estas altitudes, simplemente debe cumplirse el proceso natural de acople al clima de su nuevo hábitat.

Al momento de la entrega por parte de la entidad al Zoológico de Barranquilla, se verificaron las condiciones en las que se encuentra el oso y a su vez se informó cómo iba a ser el proceso para la adaptación del mismo, se garantizará un óptimo cuidado, supervisión, alimentación y un hábitat adaptado con una piscina con agua fría durante la cuarentena, mientras se acostumbra al clima, informó Mónica Franco Gutiérrez – Coordinadora de Salud Animal del Zoológico de Barranquilla.

Según Aguas de Manizales S.A E.S.P., para la entidad es vital la conservación y preservación de la Fauna, por lo cual acató la instrucción de la autoridad ambiental y otorgó el cuidado del mamífero al zoológico, con el fin de brindar un mayor bienestar para el ejemplar, mediante cuidados específicos y sobre todo el ofrecerle una compañía de su misma especie; es de aclarar que esta convivencia no tendrá fines reproductivos, por la edad de ambos.

Aguas de Manizales aseguró que su traslado se dio en óptimas condiciones, dando cumplimiento al protocolo, con un desplazamiento monitoreado y en compañía de profesionales; quienes se encargarán del proceso gradual de adaptación para garantizar el bienestar de Chucho, tal y como lo pudieron evidenciar representantes de los ciudadanos ambientalistas que acompañaron el proceso.