28 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

«No hay derecho que nuestros niños, niñas y adolescentes pierdan su vida por las drogas»: Ministro Gil

8 de mayo de 2017
8 de mayo de 2017
Foto: Cortesía Alcaldía de Patía (Cauca)​

Bogotá, 08 de mayo_ RAM_ Desde hoy 109 familias cuentan con herramientas para prevenir el consumo de sustancias sicoactivas. En el municipio de Patía, en el Cauca, el Ministro de Justicia y del Derecho, Enrique Gil Botero, acompañó el acto en el que se certificaron ese número de familias en el programa Familias Fuertes: Amor y Límites.

Esta es una iniciativa que apoya la cartera de Justicia en alianza con el Ministerio de Salud, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y que tiene como objetivo prevenir varias conductas de riesgo asociadas al consumo de drogas como el embarazo a temprana edad y la violencia intrafamiliar.

Durante el evento, el Ministro Gil destacó el rol de la familia como el primer escenario de prevención del consumo y socialización de valores en el que los niños, niñas y adolescentes desarrollan hábitos para afrontar la vida en sociedad.

“La orientación que deben brindar los padres a sus hijos en cuanto los riesgos que enfrentan en la primera etapa de la vida, es fundamental para que ellos asuman retos con responsabilidad y sensatez”, declaró el Ministro.

De ahí, la importancia de impulsar programas que permitan fortalecer el núcleo familiar y disminuir los factores de riesgo de consumo de sicoactivos a través de una guía para los padres de familia. Sin embargo, el Ministro indicó que, más que reducir el consumo, el esfuerzo del programa se enfoca en acabar de manera definitiva con él.

“No hay derecho a que nuestros niños, niñas y adolescentes pierdan su vida precisamente bajo el dominio de la drogadicción”, indicó el jefe de la cartera de Justicia.

En el evento, 109 familias del municipio de Patía recibieron diplomas de manos del Ministro Enrique Gil Botero tras haber culminado satisfactoriamente las siete sesiones que componen el programa. Con ellas, completamos 695 Familias Fuertes.

Los beneficiados agradecieron el apoyo de este programa por la oportunidad de aprender y de interactuar como familia. Una de las madres conmovió al auditorio al pedirle a su hija, desde la tarima, que debía ser buena persona, honorable, ejemplar y que debía aportar al país. Según dijo, ella fue la razón para tomar cada una de las sesiones y tener herramientas para formarla en valores.

Al finalizar su intervención el Ministro Gil anunció que se comprometía públicamente con la construcción de una Casa de Justicia para el municipio de Patía, la consolidación de Métodos Alternativos de Solución de Conflicto y con la visita de la Unidad Móvil de Atención y Orientación a la Víctimas del Conflicto Armado a esa región del país.

El evento contó con la participación del gobernador del Cauca, Óscar Rodrigo Campo, María Mercedes Dueñas, Jefe de Reducción del Consumo de Drogas de UNODC y Ana María Peñuela, representante del Ministerio de Salud.