21 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El crimen ecológico

Por Rafael Zuluaga
2 de mayo de 2017
Por Rafael Zuluaga
2 de mayo de 2017

rafael zuluaga

Muchas reacciones ha generado la publicación de hace ocho días sobre la exhortación a las autoridades ambientales que hizo este columnista, a propósito de las tragedias de los últimos días por la ola invernal en Manizales, y por los atentados contra la naturaleza, tras la autorización de construcciones en reservas forestales como el proyecto Tierraviva. He recibido una carta de reconocimiento de uno de nuestros lectores, el abogado, escritor y ensayista Hernando Salazar Patiño. “Sobre La Aurora y el crimen ecológico que tienen planeado y ya aprobado los poderosos e intocables de Manizales, irresponsables con las generaciones que vienen y con la ciudad, le da altura, valor cívico, interés comunitario y un sentido actual y prospectivo a una batalla periodística”, expresa Salazar Patiño.

ESOS “ECOCIDAS”

El mensaje estimulante de Hernando Salazar se refiere a que es desde este medio y con esas armas, que se debe librar esa batalla por la verdad, por la naturaleza, por el agua, por Manizales, y por las personas que viven y van a vivir en ella. “Esos ecocidas, destruyeron ese hermoso paraje que fue La Florida. Han engañado a muchos con sus construcciones en las que les prometen un determinado entorno y apenas les compran y ocupan, se los cambian, desapareciéndolo. Han sido denunciados, pero nada”, dice el escritor Salazar Patiño. Además advierte que son poderosos, que están protegidos e inmunes e impunes por los otros poderosos. “La Patria muestra un interés antiperiodístico y anticiudadano en defenderlos, ¿Por qué? Usted ha leído, me imagino que aterrado. Pero todos entendemos con tristeza cómo son o somos aquí”, reitera el mensaje de Salazar Patiño.

TAREA CONJUNTA

Una complicada tarea me encarga el amigo Hernando Salazar Patiño al decirme que investigue e insista, y que trate de detenerlos, pero para ello se requiere el concurso de muchos a los que invito a que denunciemos. Pues aunque dice que se tendrá el apoyo desinteresado de los manizaleños preocupados, advierte que “se mueven, al parecer, muchas cosas”, y desea que ojalá logre liderar con otros, esta campaña. “El compromiso de salvar ese tesoro ecológico, ha de serle reconocido, no ahora, que padecerá obstáculos y críticas, sino la gratitud de los que amamos y que amarán un territorio que les ofrezca aguas claras y aire limpio”, manifiesta Salazar Patiño.

LO QUE DIJO RAMOS EN LA CASA YEPES

Con ocasión de la visita a Manizales, el excongresista y dirigente conservador antioqueño Luis Alfredo Ramos Botero, que fue condecorado por la Asamblea de Caldas, aprovechó la oportunidad para reunirse con el exsenador Omar Yepes Alzate. Allí en su apartamento de Palermo, con la presencia de líderes y cercanos amigos de Yepes, el invitado mostró ánimo conciliador frente al futuro de Colombia. Ramos dijo que no quiere la polarización del país, por lo que aseguró tomar distancia de Santos y Uribe. Expresó que durante los últimos tres años se ha dedicado a estudiar los problemas que aquejan a los colombianos y ha preparado un diagnóstico que expondrá en caso de ser candidato presidencial con un movimiento supranacional en el que estarían empresarios, conservadores y liberales, y hasta gente de la izquierda moderada. Sobre la paz, dijo que no reversaría los acuerdos, aunque le haría algunos ajustes.

¿POR QUÉ OTROS, SÍ?

No dejar que en el recinto del congreso se realice el encuentro de líderes de la izquierda y delegados de la guerrilla ha sido una muestra más de intolerancia e incoherencia. El presidente del Senado, Mauricio Lizcano, y su colega en la Cámara de Representantes, Miguel Ángel Pinto, impidieron la entrada de dirigentes de la guerrilla como Iván Márquez, jefe de la delegación de las Farc en el proceso de paz, o Juan Carlos Cuéllar y Eduardo Martínez, portavoces y “gestores de paz” del ELN. Muchos congresistas y el mismo gobierno criticaron esa actitud poco conciliadora de no permitir el congreso nacional de la paz en dicho recinto. Acaso en el Congreso, en el año 2004, no estuvieron y hasta fueron aplaudidos Iván Roberto Duque o “Ernesto Báez”, Ramón Isaza y Mancuso, voceros de los paramilitares, y no pasó nada.

DESARME “CHIMBO” DE URIBE

Tremenda “vaciada” le pegó a Alvaro Uribe el exembajador de EE. UU. en Colombia, Myles Frechette, en entrevista que le hizo Jorge Gómez Pinilla de El Espectador. A una pregunta de que si cree que Uribe tuvo algo que ver con el auge del paramilitarismo en Colombia, Frechette dijo tajantemente: “Por supuesto”. Seguidamente expresó que las Convivir (cooperativas de seguridad) fueron la raíz de lo que después se convirtió en un enorme problema. “Cuando Uribe como presidente se dio cuenta de que ya los gringos estaban oliéndose todo, entonces decidió hacer el desarme de los paramilitares. Un desarme completamente chimbo, como usted sabe. Había unidades completas que nunca habían sido Convivir ni nada de esas cosas. Y Washington se quedó dormido”, manifestó Myles Frechette.

EL POLO, SE DERRITE

Según el portal Nuestro partido es Colombia, “el Polo Democrático Alternativo, partido secuestrado hoy por esa facción conservadora históricamente camuflada dentro de la izquierda que es el Moir que lidera el senador Jorge Enrique Robledo, se va derritiendo paulatinamente”. El informe da cuenta que van en aumento las fricciones entre los dirigentes que “hoy manipulan ese minipartido en que quedó convertido esta colectividad”, vale decir entre los propios moiristas, el exsenador Jaime Dussán y el excongresista Wilson Borja. Asimismo los militantes de los sectores de los senadores Iván Cepeda Castro y Senén Niño, así como del concejal Celio Nieves Herrera, dicen que no comparten la “disciplina para perros” que han impuesto Robledo y sus corifeos, y preferirían salirse de una vez de ese partido, y no apoyarlo como candidato presidencial.

Pildoritas de Politicón

****“Cualquier hombre que haya ensalzado la violencia como método, inexorablemente escogerá la falsedad como principio”: Aleksandr Isáyevich Solzhenitsyn, escritor e historiador ruso, Premio Nobel de Literatura en 1970.