23 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Autoridades advierten riesgos por prostitución y drogadicción en albergues de Mocoa

31 de mayo de 2017
31 de mayo de 2017

Bogotá, 31 de mayo_ RAM_ El director Nacional de Gestión del Riesgo, Carlos Iván Márquez, en los 60 días de la tragedia en Mocoa, resaltó las acciones que el Gobierno ha adelantado en varios sectores, sin embargo reveló que pueden existir riesgos como prostitución y drogadicción en los albergues que fueron destinados para los damnificados en esa región del país.

El funcionario manifestó ante la Procuraduría que aunque día tras día se materializan las ayudas a los damnificados, es deber del Estado continuar con los monitoreos a quienes lo perdieron todo en Mocoa, porque allí la población es de especial protección.

“Los riesgos tienen que ver con la convivencia; uno encuentra que pueden estar en riesgo, sobre todo la población infantil, hay que protegerlos bastante en el sentido que se pueden dar eventos como para prostitución, drogadicción, para la pérdida de una persona o para un tema de enfermedad”, señaló el funcionario.

El director Nacional de Gestión del Riesgo aseguró que a las personas no les gusta que las autoridades ejerzan control, pero advirtió que es necesario cumplir hasta el último día con la garantía de la integridad de las personas.

“Ellos requieren acompañamiento psicosocial, requieren acompañamiento familiar, requieren acompañamiento en la parte física y ser protegidos de los riesgos que hemos evidenciado”, agregó Carlos Iván Márquez.

Según las estadísticas que está manejando esta autoridad gubernamental, actualmente existen 98 familias en los albergues, es decir, 283 personas que están bajo estos riesgos y que son objeto de especial protección por parte del Estado.

Consideró que si bien el balance es positivo frente a las actuaciones que se dieron ante esta tragedia, está en fase de ejecución más del 90 por ciento de lo programado después de cumplirse los 60 días de este evento en Mocoa.

Por su parte, la gobernadora del Putumayo, Sorrel Aroca, manifestó su preocupación frente a la deserción estudiantil que se registró luego de la tragedia de Mocoa hace 60 días.

Según la mandataria departamental, son 807 niños de quienes no se sabe porqué no aparecen en los registros de menores matriculados y que venían estudiando antes de que se presentara la avalancha en esa región del país.

“Nuestra matrícula registrada en el Simat era de 11 mil 119 niños matriculados en Mocoa hoy tenemos un retiro de 807; el trabajo que estamos haciendo como instituciones y padres de familia es poder llegar acompañarlos donde se encuentren y garantizarles la educación con una red de apoyo psicosocial”, señaló la funcionaria.

La Gobernadora insistió que están adelantando acciones para encontrar a esos menores que no aparecen en los registros ni las causales del porqué están por fuera del plan estudiantil que venían adelantando.

“Los que están en otros municipios del departamento están yendo a la escuela pero el poder hoy diagnosticar cuántos de ellos están por fuera del departamento es un trabajo que estamos realizando”, agregó la gobernadora del Putumayo.

Entre tanto la procuradora Delegada para la Infancia y Adolescencia, Sonia Téllez, indicó su preocupación por este alto número de menores que no están, al parecer, registrados en los planes educativos y por ello adelantarán las actuaciones que corresponda para la protección de esta población.

“Esto genera una gran preocupación porque hay que establece qué está pasando; no sabemos si esos niños se han ido a otras regiones, por ejemplo Neiva o Nariño que fueron los que recibieron el mayor flujo en el caso de los damnificados”, aseguró la procuradora Delegada.

Ante la situación, la Procuraduría General de la Nación realizará un balance sobre las obras y acciones del Gobierno tras completarse dos meses de la tragedia en Mocoa en la que además de los damnificados, tendrá especial atención en la situación de los niños en esa región del país.