16 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Colombia expresa preocupación por inhabilidad de 15 años a Henrique Capriles

9 de abril de 2017
9 de abril de 2017

La cancillería en un comunicado señala que esta decisión puede aumentar la polarización en Venezuela.

Bogotá, 09 de abril_ RAM_ El Gobierno colombiano manifestó su preocupación por la decisión de la Contraloría de Venezuela de inhabilitar por 15 años al excandidato presidencial, y actual Gobernador del Estado Mirando, Henrique Capriles Radonsky.

“El Ministerio de Relaciones Exteriores, en nombre del Gobierno de Colombia, manifiesta su preocupación por la reciente medida adoptada por la Contraloría General de Venezuela de inhabilitar por 15 años al excandidato presidencial, y actual Gobernador del Estado Miranda, Henrique Capriles Radonsky”, señala el comunicado emitido por la Cancillería.

Agrega que dicha medida “aumenta la polarización y dificulta la búsqueda de la consolidación política que con urgencia necesita Venezuela”.

“Asimismo, el Gobierno de Colombia rechaza los actos de violencia registrados en los últimos días y hace un llamado al Gobierno y a la oposición a retomar el camino de un diálogo que lleve a un acuerdo político que dé la estabilidad necesaria en el país, con plena observancia y respeto a lo consagrado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela”, concluye el comunicado expedido por la cancillería.

Comunicado de prensa

El Ministerio de Relaciones Exteriores, en nombre del Gobierno de Colombia, manifiesta su preocupación por la reciente medida adoptada por la Contraloría General de Venezuela de inhabilitar por 15 años al excandidato presidencial, y actual Gobernador del Estado Miranda, Henrique Capriles Radonsky.

Dicha medida aumenta la polarización y dificulta la búsqueda de la consolidación política que con urgencia necesita Venezuela.

Asimismo, el Gobierno de Colombia rechaza  los actos de violencia registrados en los últimos días y hace un llamado al Gobierno y a la oposición a retomar el camino de un diálogo que lleve a un acuerdo político que dé la estabidad necesaria en el país, con plena  observancia y respeto a lo consagrado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.