22 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

38 muertos y decenas de heridos en un doble atentado contra iglesias coptas en Egipto

9 de abril de 2017
9 de abril de 2017

http://www.elmundo.es/internacional

Versión del periódico «El Mundo», de España

Al menos 38 personas han muerto y 71 han resultado heridas en una explosión registrada en el interior de una iglesia en la ciudad egipcia de Tanta, a unos 90 kilómetros al norte de El Cairo. Las fuerzas de seguridad apuntan hacia un suicida como responsable de la arremetida en Tanta. Los agentes buscan los restos de un sospechosos hallado en la escena del atentado tras revisar las imágenes de las cámaras de vigilancia.

Tres horas después, un suicida ha detonado una segunda bomba en las inmediaciones de la iglesia de San Marcos en un barrio cercano al centro de la ciudad mediterránea de Alejandría. Al menos dos personas han muerto y 21 están heridas en esta segunda explosión, según la televisión estatal egipcia. El papa copto Teodoro II, que había estado en esta iglesia por la mañana para la celebración del Domingo de Ramos que marca el inicio de la Semana Santa, se halla ileso.

En la primera explosión en Tanta, las fuentes de seguridad han indicado que se trata de un artefacto explosivo. Los agentes han acordonado la zona, hasta la que se han desplazado ambulancias y vecinos de la localidad, en busca de otras posibles bombas.

La detonación se ha producido en la principal sala de la iglesia de la iglesia copta de Mar Girgis (San Jorge) de Tanta, una ciudad plantada en el corazón del delta del Nilo. El artefacto estaba colocado bajo un asiento, una fuente de seguridad ha señalado al diario estatal Al Ahram. Las primeras imágenes difundidas por una televisión egipcia muestran el caos que ha desatado la explosión, con los supervivientes agolpados alrededor de los cadáveres.

Desprotegidos por las autoridades, perseguidos por leyes como la de blasfemia y blanco de turbas y atentados, los representantes de la comunidad cristiana egipcia asisten a un dramático ocaso.

El presidente egipcio Abdelfatah al Sisiha ordenado la apertura de los hospitales militares para tratar a los heridos del atentado en Tanta. Las autoridades locales han formado, además, un equipo para iniciar las investigación del ataque.

Al Azhar, la institución más prestigiosa del islam suní, ha condenado el «repugnante crimen» en un comunicado. «El objetivo de este cobarde atentado es desestabilizar la seguridad y la estabilidad de nuestro querido Egipto y la unidad del pueblo egipcio», ha añadido.

Ambos atentados se producen en vísperas de la visita a El Cairo del Papa Francisco que ha condenado el atentado perpetrado antes de la celebración litúrgica del Domingo de Ramos en la plaza de San Pedro del Vaticano.

«A mi querido hermano, (jefe de la Iglesia Copta Ortodoxa de Egipto y patriarca de San Marcos) Teodoro II, a la Iglesia Copta y a toda la querida nación egipcia, expreso mi profundo pésame», dijo.

No fue la única condena que pronunció Bergoglio ante los miles de fieles, sino que también lamentó el atentado terrorista perpetrado el viernes en Estocolmo, en el que murieron cuatro personas.

El pontífice viajará a la capital egipcia los próximos 28 y 29 de abril en un breve periplo durante el que se reunirá con el presidente egipcio; el gran imán de Al Azhar, Ahmed el Tayeb y el Patriarca de la Iglesia Ortodoxa Copta, Teodoro II. Visitará, además, la Catedral Copta de San Marcos, blanco el pasado diciembre de un atentado reivindicado por el IS.