1 de julio de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Consejo de Estado le ordenó al Invías pagar 2.400 millones de pesos por caída de árbol que mató a 6 personas en Chinchiná

13 de febrero de 2017
13 de febrero de 2017

Por orden del Consejo de Estado deberá indemnizar a los familiares de siete personas que murieron después que un árbol cayera sobre dos vehículos.

Manizales. La Sección Tercera del Consejo de Estado condenó al Instituto Nacional de Vías (Invías) a pagar una indemnización de 2.400 millones de pesos a los familiares de siete personas que murieron por la caída de un árbol en la vía que de Chinchiná conduce a Manizales (Caldas) en trágicos hechos registrados el 12 de junio de 2002.

Cuando transitaban por la vía un árbol de menos 25 metros de altura cayó sobre la vía, en el sector El Pescador, provocando el aplastamiento de un vehículo público y otro particular que transitaban por el lugar. Causándole la muerte inmediata de seis personas y graves heridas a otra.

Al considerar que existía una responsabilidad directa por parte de la Nación en el grave accidente se presentó una acción administrativa para reparar los daños materiales y morales causados por la pérdida de sus seres queridos. En una primera instancia el Tribunal Administrativo de Antioquia rechazó las pretensiones.

En el debate jurídico el Consejo de Estado consideró que el Invías tenía una responsabilidad en este caso puesto que el contratista encargado de prever y evitar accidentes causados por la presencia peligrosa de árboles en el lugar no tomó medidas a tiempo para impedir el lamentable accidente.

Estudios periciales aportados al proceso demostraron que era frecuente la ocurrencia de derrumbes y la caída de árboles en ese mismo paraje; de ahí que el Invías hubiere contratado a un particular que se ocupara de tomar las medidas a las que hubiera lugar para mantener la vía segura.

En este sentido se manifiesta que era previsible este desenlace y no se tomaron los correctivos necesarios, el Consejo de Estado consideró probado el daño antijurídico a título de falla en el servicio y ordenó reparar económicamente a las familias de las siete personas fallecidas.

El Espectador