18 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

¿Por qué dilatan la entrega de menores?

30 de enero de 2017
Por Óscar Tulio Lizcano
Por Óscar Tulio Lizcano
30 de enero de 2017

Óscar Tulio Lizcano

“¿Por qué no han salido? Simplemente porque las Farc no han querido”. Esa fue la respuesta de Sergio Jaramillo Caro, comisionado de Paz, quien dijo que no había otra explicación posible frente a los cuestionamientos que se están haciendo sobre el porqué ese grupo guerrillero no ha entregado a los menores de edad que están en sus filas.

Muy pocas personas, diferentes a quienes hayan convivido con las Farc, lo pueden entender. De eso somos testigos quienes fuimos secuestrados por esa guerrilla. Estuve casi nueve años en su poder y, durante ese tiempo, pude ver de cerca la cotidianidad de muchos niños y niñas que pertenecían a sus filas. Los vi crecer y trabajar como cualquier otro adulto guerrillero. Vi a las niñas convertirse en las “socias” de los hombres combatientes, es decir, en sus compañeras sentimentales, en especial de aquellos que tenían algún mando.

Conocí casos de adolescentes reclutadas a las que luego vi convertirse en mujeres. Una de ellas fue Tatiana, enlistada a los 14 años por el frente Noveno, con presencia en los municipios cercanos a la autopista Medellín – Bogotá. Cuando ingresó a las Farc, una de sus compañeras le recomendó, para que no sufriera mucho, que cortejara a un mando; con ello lograría privilegios. En dos ocasiones la obligaron a abortar y el día de su fuga —me contó años después cuando nos encontramos en libertad—, abortó por voluntad propia. El padre era el comandante del frente que me tuvo secuestrado.

Y también está el caso que tanto he mencionado en esta columna, el del niño de trece años que me prestaba guardia y lo obligaban a cargar más pesado su equipaje, pues le tocaba transportar la sal como castigo porque se comía crudos las lentejas y el arroz. Le decían “Comidita”. Intentó fugarse cuando estábamos en la zona de San José del Palmar, Chocó, pero lo capturaron. Lo vi amarrado, tembloroso. Luego supe que por orden del comandante Sebastián había sido degollado.

Me causa extrañeza y me parece ridículo lo expresado en Twitter por Rodrigo Londoño (Timochenko), quien dijo: “No vamos a ceder a presión de campañas sucias en el tema de menores. Las Farc priorizamos el bienestar de ellos”. Las Farc han dicho que solo tienen trece niños, pero hay certeza de que en realidad tienen en su poder a más de 180 menores. El mismo Sergio Jaramillo dijo: “tenemos la información, porque cuando afiliamos a las Farc al sistema de salud, la obtuvimos”.

Muchos colombianos y altos funcionarios del Gobierno llevan meses reclamándoles a las Farc la entrega de los menores. No me equivoco, como tampoco lo hacen varios de mis amigos también exsecuestrados, al dar una explicación. Es una conmovedora explicación que no tiene el Comisionado Sergio Jaramillo. Es la siguiente: al interior del grupo guerrillero se incrementaron los embarazos desde hace tres años. Entre las gestantes hay menores de 18 años y muchas de ellas son “socias” de comandantes que se han resistido a entregar a sus parejas. El Colombiano.