3 de julio de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La lluvia no opacó el Desfile de la Macarena

7 de enero de 2017
7 de enero de 2017

Cuando a las cuatro de la tarde se inició en el sector de fundadores el desfile en homenaje a Nuestra Señora la Virgen de la Macarena, nada insinuaba que la lluvia pudiera opacar ese paseo de las autoridades y las candidatas acompañando a los toreros por la carrera 22 hasta llegar a la monumental Plaza de Toros, Vestidas de traje azul de dos piezas y camisetas blancas atravesadas por cintas rojas, las representantes de los 28 países que toman parte en el cuadragésimo sexto Reinado Internacional del Café se exhibieron ante un público que no obstante la lluvia seguía expectante en la calle sin importarle que sus cuerpos se mojaran.

La imagen de Nuestra Señora de la Esperanza Macarena, considerada la patrona de la fiesta brava, preside este desfile donde las reinas, por primera vez, caminan por las carrera 22 del brazo de sus edecanes rumbo a la plaza de toros donde posteriormente se da inicio al llamado Festival Taurino, donde seis toreros se enfrentan en la noche a igual número de astados.  En este desfile las candidatas pueden entrar en un contacto más directo con el pueblo que las ovaciona a su paso.

La Banda de Guerra del Batallón Ayacucho toma parte en este desfile que tiene un atractivo especial: es el único de todos los programados durante la feria donde las autoridades desfilan ante el público que abarrota la carrera 22. El alcalde de la ciudad camina acompañado del Arzobispo de Manizales, y a su lado parte de su equipo de gobierno. También el público puede apreciar grupos de danzas que con sus bailes autóctonos hacen las delicias de la gente. A medida que la noche empieza a caer,  el evento toma mayor realce.

Toda la gente relacionada con el mundo del toro, monosabios, integrantes de cuadrillas, autoridades de la plaza, comentaristas taurinos y ganaderos toman parte en este desfile que, al finalizar en el coso taurino, los aficionados le rinden tributo de admiración a Nuestra Señora de la Esperanza Macarena. En la plaza de toros se apagan las luces para encender velas que testimonian el afecto de  la afición taurina por este símbolo religioso.

El aguacero que cayó cerca a las siete de la noche no deslució el espectáculo de este desfile toda vez que cuando el agua empezó a caer ya éste iba llegando a la plaza.

Fotos facebook Cultura y Turismo