28 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Hoy es el primer día de paz después de 52 años de guerra, afirma el Presidente Santos

2 de diciembre de 2016
2 de diciembre de 2016

Bogotá, 02 de diciembre de 2016 (RAM) “Ustedes subtenientes nunca olvidarán que se graduaron el primer día de paz, después de 52 años de guerra”, aseveró este jueves el Presidente Juan Manuel Santos, durante la ceremonia de ascensos a mayores generales, brigadieres generales y subtenientes de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC).

Durante la ceremonia cumplida en la Escuela Militar de Aviación, ‘Marco Fidel Suárez’, el Jefe del Estado celebró que las futuras generaciones gocen de un país “sin guerra con las Farc”.

En esa medida, destacó el “simbolismo” que encarna que la ceremonia de ascensos de la FAC se lleve a cabo justo en el primer día de paz, tras más de cinco décadas de conflicto con el citado grupo insurgente.

“El primer día de paz hemos asistido al ascenso de tres nuevos mayores generales, de los nuevos subtenientes, de nuevos brigadieres generales. Eso es una coincidencia muy feliz”, consideró.

Tras destacar la refrendación en el Congreso de la República del Acuerdo de Paz suscrito recientemente en el Teatro Colón, el Presidente de la República reiteró que la guerra con las Farc llegó oficialmente a su fin.

“Hoy, 1° de diciembre del año 2016, podemos decir, ya oficialmente, que esta guerra terminó”, señaló.

En ese sentido, el Jefe del Estado aseveró que “comenzó el posconflicto” en Colombia y puso de relieve la necesidad de contar con unas Fuerzas Militares fuertes y modernas.

“Necesitamos unas fuerzas fuertes, modernas, acopladas a ese nuevo país. Y ahí la Fuerza Aérea Colombiana va a cumplir y seguirá cumpliendo un papel determinante”, explicó.

Para terminar, el Presidente Santos subrayó que con la consecución de la paz, el país requiere del trabajo mancomunado de los colombianos.

“Tenemos todos que trabajar; tenemos todos que poner nuestro granito de arena; tenemos todos que continuar haciendo sacrificios, pero ojalá unidos; ojalá con metas comunes; ojalá reconciliados”, puntualizó el Nobel de Paz.